« Home | ¿Los discos también son seres humanos? » | Banderas » | Plastilina » | Cromañón » | Una sugerencia para Navidad » | Vinilo » | Villancicos » | Bang, Bang » | Disco baby disco » | Solari, muy acompañado » 

26.1.05 

¿Y ahora qué pasa, eh?

Esto fue publicado hoy en Página/12.

http://www.pagina12web.com.ar/diario/contratapa/13-46604.html

Etiquetas: , ,

Más allá de cacareadas "idiosincrasias" y todo eso, qué paso ha tenido en el desontrol estatal la crisis. Porque es evidente que de imponerse la lógica de la clausura habría que vaciar un tercio de los edificios porteños. Donde vivo, recién este año hay matafuegos cargados (entre otras cosas). Cada invierno revientan más calefones, etc. En síntesis, toda la infaestructura de la ciudad está hecha mierda. Un tarado que haga un par de taradeses en un lugar a punto, y se desata un pequeño infierno.
Fabián.

En "qué paso ha tenido..." quise decir "qué peso..."

hola, mi nombre es Julieta y quisiera comunicarme con vos si es posible...te dejo mi mail: rompiendo_muros@yahoo.com.ar
gracias

Hay demasiados músicos dando vueltas para que las clausuras detengan su camino. Alguna forma van a encontrar para seguir mostrando su arte. Lo que preocupa, es que ese es el caldo de cultivo para mas Cromagnon. Seguramente apareceran los oportunistas que aprovecharan, a lo Capone, la "ley seca" de festivales. Bastardeando al general, "donde hay una necesidad, hay una oportunidad de cagar gente". En realidad, la pelota esta en el campo de los músicos. Ojalá surgan ingenio y conciencia para capear el temporal.
Ernesto Puesto (con insomnio).

Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

Fabián.
Basta echar un vistazo en cualquier situación cotidiana en esta ciudad para darse cuenta que vivimos en un polvorín, y que basta una mínima falla en el sentido común para que todo se vaya a la mierda. Hace poco, un amigo me comentaba que por año explotan alrededor de 700 garrafas de gas, fabricadas por empresas seguramente mal o nada controladas por el Estado. Ahí tenés 700 muertes anuales o más. Quizá algo menos, si la garrafa explota en una casa vacía, pero podemos calcular alrededor de eso. Pero como suceden de a una no ocupan espacio en los medios, y nadie alza la voz para ver quién controla a los fabricantes de garrafas...

Ernesto, a vos te tengo...
Yo confío en que cuando pase un poco la histeria clausurativa los músicos sigan teniendo lugares de expresión, y también supongo que ninguno querrá quedarse de guitarras cruzadas y pondrá en juego la inventiva. Lo que me sigue preocupando, sí, es ese caldo de cultivo para nuevos Cromañón, sobre todo teniendo en cuenta el perfil de demasiadas bandas nuevas, que comulgan con la cultura del aguante y el "espectáculo" arriba y abajo del escenario, convencidas de que el rock es trapo y bengala y una buena hinchada, e incapaces de medir las consecuencias de semejante teoría. Aún hoy, con 192 muertos recientes, los Jóvenes Pordioseros acusan de careta a quien no les deja colar las banderas de su público. ¿Qué podemos esperar para dentro de unos meses?
Salud, y que nunca nos falte.

Publicar un comentario

Responsable

  • Eduardo Fabregat
  • Buenos Aires, Argentina
Prontuario
Powered by Blogger
Creative Commons License
Este blog está bajo una licencia Creative Commons Argentina.