« Home | The thin ice » | Pausa » | Un vegetariano en la Sociedad Rural » | Nueve meses » | Un huracán para Máikol » | La logia: raquetas locas » | Formatos » | El patio trasero de Paul McCartney » | La logia: escenas en el transporte » | ¿La puerta o la vida? » 

10.10.05 

Menos diez

Hice un par de intentos, le puse un poco de onda, pero no hay caso: no logro tragar La Noche del 10. Hay algo que me hace ruido, y quizá sea el sonido de las lágrimas cayendo, cayendo, cayendo, todo el tiempo, todos muy emocionados, todos encontrando un motivo real no para brindar sino para lagrimear. Goycochea en plan de conductor experto, ex arquero salvador de penales devenido chico fashion y varias veces intervenido estéticamente, y el Diego... Maradona ya no es El Diego de la Gente, ahora es El Diego de la Tele, milagrosamente enflaquecido, sonriente, tratando de disparar algunna pregunta que valga la pena y representando el papel tranquilizador de conciencias bienpensantes, vio Doña Rosa que el Diego podía volver del infierno de la droga y los asados pantagruélicos, ahora es un buen padre de familia y todos los programas le hace ojitos a la Claudia para que vuelvan y la verdad que se lo merece, volvió a ser un buen chico y hasta le producen los dibujitos animados casi con el mismo aspecto que cuando jugaba en la primera de Argentinos y ya tenía alfajores con su marca.

Prefiero al Diego que patentaba frases como se le escapó la tortuga o le tomó la leche al gato, el que soltaba sin tapujos que Pelé había debutado con un bepi, el Diego peleador, quilombero, capaz de bardear a Havelange, Blatter, el Papa, el que pintara. Ahora tiene menos chispa que un enano de jardín, no se le cae una pregunta como la gente, se babosea con el mierda de Pelé y recibe a Cecilia Bolocco con una sonrisita, se la pasa lagrimeando y se acerca peligrosamente a la categoría del monito que viene y hace un par de gracias con la pelota para delicia de una tribuna que dice qué bueno, qué bueno que Diego está bien.

Sí, Diego está bien, y sube en el Pepsi Rock con Los Piojos y sube con la Bersuit y sonríe sonríe sonríe y hace jueguito y es la nueva estrella del rock pero después aparece en el 13 cantando una de Julio Iglesias.

Lo siento, Diego Armando, pero te prefería drogota y mal hablado.

Etiquetas: ,

yo tambien

Duele leerlo pero así de cruda es la cosa...

Y aún más lo prefiero amasando el esférico en una cancha con la magia que sólo él tuvo.
Y digo tuvo, en pasado, porque todo pasa; es sabiduría entenderlo sin aferrarse a lo que fue.

Yo no lo prefiero ni drogota ni mal hablado, simplemente no lo prefiero porque tengo el derecho de no preferirlo. Su magia pasada dentro de una cancha de fútbol, creo, no es discutible. Y ya está.
Pero La noche del 10 es una cosa patética y trágica que nadie en su sano juicio puede desmentir.
Entre el Diego bardero y el Diego monito, déjenme optar por el único Diego que hizo algo distinto al resto de la humanidad: el futbolista. Y ya está.
Sobre La noche del 10 y los aborígenes ya dije en otro lado.

Es curioso. En un mundo de "espectadores" y "espectados" parace haber ocurrido un cambio. Ahora, parece que muchos quieren ser "espectdores" y pocos aceptan ser "espectados", con lo que tenemos una TV de Paparazzis, o de programas que exprimen a los "espectados" hasta la última gota. Creo que "La noche del diez" es un nuevo Reality Show.

Estimado Sr. Eduardo Fabregat.
Mi opinion es que tenemos que alegrarnos por la recuperacion de la adiccion a las drogas del Diego pues muchos somos testigos de los daños de causan la misma.

Debemos mantener siempre presente las alegrias que nos dio.-

Y por ultimo lo mejor que podemos hacer los lunes a esa hora es irnos a leer un buen libro.-

Atte. Don Muzza

El Diego está aburrido y domesticado como todo converso (le falta hacerse evangelista y cartón lleno)

Don Muzza: de acuerdo... en parte: me da la impresión de que esta versión de Diego Armando es otro efecto residual de las drogas, y no un signo de recuperación.
La cocaína te mata. Lentamente.

Y, Emma... el Diego YA ES un evangelista, de la Iglesia Universal de la Sagrada Lágrima Filial...

si, la lágrima y la culpa son parte de la resaca (pero obviamente mejor vistas que la mandíbula batiente)

Publicar un comentario

Responsable

  • Eduardo Fabregat
  • Buenos Aires, Argentina
Prontuario
Powered by Blogger
Creative Commons License
Este blog está bajo una licencia Creative Commons Argentina.