31.1.07 

Cómo escapar de la trampa del éxito

(Publicado hoy en Página/12)


“Cuando tenés un éxito enorme, la gente cree que sos mejor de lo que sos. Te prestan demasiada atención.” Las tres afirmaciones, dichas con honestidad brutal en una entrevista realizada ayer en París, son ciertas de cabo a rabo: Norah Jones tuvo en 2002 un éxito enorme, Come away with me, que vendió más de 20 millones de copias y ganó ocho premios Grammy. La gente, que se fanatiza fácil con aquello que la engancha de entrada, efectivamente creyó que la cantante y pianista era la octava maravilla de la música del nuevo siglo y la puso en un lugar excesivo, obligando a una heavy rotation que hizo brotar su dulce voz y su piano melancólico hasta de los lavarropas. Después de eso, Jones editó un segundo disco, Feels like home, y se animó a la música de próceres norteamericanos como Willie Nelson y Hank Williams en The Little Willies, una banda paralela que lanzó su disco el año pasado. En el medio murió su productor Arif Mardin, con lo que la hija de Ravi Shankar se encontró ante una incógnita bien conocida por los músicos: ¿qué hacer, adónde ir después de semejante éxito, después de tanta exposición pública y ante la obligación de poner otra persona al mando de las perillas?

La respuesta de Jones empieza por el título de su nuevo disco (Not too late, “No demasiado tarde”) y sigue en las canciones. Más cerca de la guitarra que del piano, más comprometida con lo compositivo (los trece temas llevan su firma, cuatro de ellos en soledad), ahora con su bajista Lee Alexander a cargo de la producción, la mujer nacida en Nueva York pero criada en Texas (datos geográficos que explican un poco su paleta estilística) consigue escapar un poco a esos lugares comunes a los que la encadenó el éxito enorme y los presupuestos de la gente. Será por el delicado clima que exuda “Sinkin’ soon” (y que hace pensar en un extraño cruce con la argentina Pequeña Orquesta Reincidentes), por la acidez política de “Wish I could”, sobre un joven enviado a la guerra, y “My dear country” (“Pero lo único que vi es el miedo/ y tres días más tarde estaba claro para todos/ que nada es más aterrador que un día de elecciones”), la luminosidad de “The sun doesn’t like you”, la dulce melancolía de “Rosie’s lullaby” (con el gran Robbie McIntosh regalando un solo), las guitarras slide, el Hammond, las mandolinas, la voz que encuentra nuevos matices a pesar de haberla escuchada en tanto hit...

Lo cierto es que Not too late, grabado sin apuro en la casa de Jones y luego mezclado en un estudio, consigue el pequeño milagrito de que el oyente no diga inmediatamente “Oh, no, otro disco de Norah Jones”, y que la cantante empiece a darse el lujo de crecer en público, mostrar nuevas facetas y salir airosa. “Las canciones que escribí en el pasado son muy simples y suaves. No hay nada malo en ello, pero definitivamente éstas tienen mucho más que ver conmigo”, dijo ella. Alejándose de ese status de “música ideal para poner de fondo y que no moleste”, entonces, Norah Jones comienza a liberarse del peso de tanto Grammy, tanto disco vendido y tanta suposición de genialidad. Ella misma lo declara, ella misma lo canta: nunca es demasiado tarde.

Etiquetas: ,

30.1.07 

Out of service

Ni me fui de vacaciones, ni me morí, ni me aburrí del blog, ni tengo el pánico frente a la hoja en blanco. Cuando la computadora se va al service, no me dan ganas de ir hasta el locutorio para postear. Y de todos modos, ¿quién tiene ganas de andar leyendo un blog al calor del verano?

24.1.07 

Sugerencia para GH

El tete a tete que se desarrolla en este momento en Telefé entre Jorgenuflexo Rial y la novia de Sergio Denis recientemenete expulsada me hace temer que termine devolviendo la cena de hace un rato por todo el living, pero ése no es el tema. El tema es que tengo una sugerencia para los guionistas de Gran Hermano: en la casa que late (ay, Jorgito, la casa que late...) hay una mina que se la pasa todo tiempo abrazada a un osito de peluche, una versión 2007 de Andrea del Boca hablándole a los muñecos en sus novelas. ¿Y qué tal si la mina es un esquizofrénica que tiene encanutadas en el osito las pastillas? ¿Y si se esconde debajo de las sábanas para clavarse la medicación que la mantiene a raya? ¿Y si, además de esquizofrénica, la minita tiene un problema de autoestima y está segura que no va a durar ni un mes en la casa y llevó las pastas para ese tiempo, pero resulta que nadie la nomina porque a todos les da ternura la mina que solo tiene un osito de peluche como amigo? ¿Y si a los 35 días de encierro la piba simpática del osito de peluche se queda sin pildoritas y empieza a frikear, y la encuentran acuchillando a su amiguito lanudo con ojos de Bette Davis en What happened to Mary Jane? y a Gran Hermano el giro le gusta y el rating se dispara y la siguen dejando sin medicación?

¿No estaría bueno? ¿No te darían ganas, de verdad, de ver Gran Hermano?

Etiquetas:

11.1.07 

Subfútbol

Veo el papelón de Argentina 1 - Colombia 2, baile incluido, me acuerdo de esas Sub 20 en las que jugaban Maradona, Ramón Díaz, Riquelme, Aimar, Cambiasso, Sorín, Samuel, Placente, Saviola, Coloccini, Maxi Rodríguez, Romagnoli, D'Alessandro, Tevez, Mascherano, Messi... Anoche, los cinco defensores que pasaban patinando mientras este colombianito Pino quebraba la cintura para acá y para allá le dieron forma al más perfecto cuadro de situación en el fútbol grondoniano: hoy los jugadores jóvenes están para que intermediarios y dirigentes hagan su negocio, no para continuar una línea futbolística que nos dio cinco mundiales, todos jugados con el mismo fútbol superior que mostraron los colombianos anoche o los ecuatorianos en el empate del otro día. Gago (que, si no me equivoco, aún tiene 20), Higuaín (que le dijo que no a Francia, por lo visto, al pedo), hasta Messi, deberían estar jugando en esta selección si las cosas no estuvieran como están. Pero no, no juegan los mejores, juega un tal Fazio, defensor central de Ferro, uno tan grandote y tan torpe que hace parecer gráciles a esos centrales brasileños de los que siempre nos reíamos. Uy, Brasil, si Brasil agarra a esta selección se hace un festival. Y juega un tal Abán que en River lo tienen ordenando ropa en los vestuarios, y juega este pibe Cahais, que no conforme con el papelón de la final de Boca contra Estudiantes también se fue a hacer estropicios con la celeste y blanca, y fue uno de los que más giros de patinaje practicó en un equipo de pataduras lastimosos. Que sigan los éxitos.

Etiquetas:

10.1.07 

El punk es honestidad brutal

(Publicado hoy en Página)

“El punk es libertad musical. Es decir, hacer y tocar lo que quieras. En términos de diccionario, ‘nirvana’ quiere decir libertad del dolor, del sufrimiento y del mundo exterior, y eso está bastante cerca de mi definición del punk rock.” Kurt Cobain pronuncia el párrafo a cámara y el texto se reproduce en la tapa de Live! Tonight! Sold out!, el DVD que acaba de aparecer en la Argentina, un retrato desde adentro de los años en que Cobain, Dave Grohl y Krist Novoselic produjeron el primer gran sacudón de los ’90 en la escena musical. Un paseo que va de 1991 a 1993, compuesto por actuaciones en vivo, apariciones televisivas, entrevistas y escenitas del círculo íntimo de Nirvana: una producción que llevó 13 años terminar, y que representa el mejor testamento del trío de Seattle. No es que la cajita contenga “lo mejor de” (esa fórmula amada en los sellos discográficos) sino todo lo contrario: Live!... es una visión integral del grupo, que incluye sus mejores momentos pero también sus patinadas, sus escenas impresentables y hasta vergonzosas, con una honestidad brutal que no suele abundar en los “productos” de la industria.

“Este trabajo fue inicialmente concebido en 1992/1993. Aunque las circunstancias no permitieron que quienes lo idearon pudieran completarlo, se puso gran cuidado en mantener la integridad y las intenciones de la edición original”: firmada por “Krist & Dave”, la frase abre el DVD y le da paso a la irónica publicidad apócrifa de The Art Institutes International, una empresa dedicada a “desarrollar jóvenes talentos del rock”. Las invectivas del grupo hacia la industria aparecen una y otra vez a lo largo del film, pero esa filosofía cobra aún mayor potencia al apreciar las actitudes de Nirvana, que se caga en todo aquello que los ejecutivos de la música recomiendan. Allí está el grupo destruyendo todo con un demoledor “Territorial Pissings” en el set de The Jonathan Ross Show, un show inglés alla Letterman cuyo conductor no puede creer lo que ve... y la tonelada de acoples que sigue sonando mientras el grupo se va a camarines. Allí está el desmadre organizado nada menos que en Top of the Pops, cuando el grupo, obligado por contrato a un playback de “Smells like Teen Spirit”, se dedica a hacer literalmente cualquier cosa, mientras Cobain ladra la letra en un tono más propio de Echo & The Bunnymen.

La lista sigue: Cobain entrando en silla de ruedas al escenario de San Pablo, Grohl explicando por qué odian tocar en lugares grandes (lo cual también explica el lamentable show de Vélez), un amague de “Smells...” idéntico a aquel show argentino, Cobain afónico y aullando “Come as you are” en Amsterdam, un guardia de seguridad pateando al cantante y guitarrista en un escenario de Dallas. Pero Live!... sirve también para demostrar por qué Nirvana era Nirvana: en su mejor forma, el trío deja arrasadoras versiones de “On a Plain”, “Something in the Way”, “Aneurysm”, “Breed”, “Negative Creep”, y cinco temas en Amsterdam 1992 nunca vistos antes. Como dice en un pasaje Chris Robinson, de los Black Crowes: “Todos están fascinados por la cantidad de discos que venden. ¿Por qué no se fascinan por el hecho de que este tipo escribe muy buenas letras? Y además... ¡estos tipos rockean!”. Más allá de la postura nihilista, Nirvana rockeaba. Las pruebas están en pantalla.

Etiquetas: ,

4.1.07 

Megamangos

No conforme con seguir exprimiendo a la vieja y pobre vaca vía la 98.3, Daniel Hadad encontró otro currito: llegó a mis manos MegaTrivia - El juego de puro rock nacional, con el nombre de la radio y el eslogan "No solo la escuchás... LA JUGAS", así, con unas mayúsculas imperiales que si no te das cuenta de lo importante que es todo el asunto sos un salame. Que haya salido el jueguito del rock "nacional" es de por sí algo impresionante, aunque al cabo no parece tan grave: es solo otra muestra de la pertenencia del rock argentino al mainstream y a la sociedad en general. Lo verdaderamente tremendo es el juego en sí: invito a todo el que tenga tiempo para perder a que lea atentamente las instrucciones del juego fabricado y distribuido por Otherwise SRL y trate de entender algo. No las reproduzco aquí -al menos por ahora- porque al tercer párrafo ya estaría derrumbado sobre el teclado, y ustedes también.

Etiquetas: ,

Responsable

  • Eduardo Fabregat
  • Buenos Aires, Argentina
Prontuario
Powered by Blogger
Creative Commons License
Este blog está bajo una licencia Creative Commons Argentina.