« Home | El hombre del bastón » | Sacrilegio » | Hip hop infeccioso con acento español » | Cines vacíos » | Hay piratas, pero también hay ventas » | Un día en el planeta Tierra » | La marca de Caín » | Latidos » | Qué lástima, Fontanarrosa » | Salud » 

8.8.07 

Es una teta, no hay duda

(Publicado hoy en Página/12, junto a una crónica de Mario Yannoulas sobre el show en Av. Corrientes)

Puede parafrasearse a un mítico disco de Vox Dei: es una teta, no hay duda. Pero no un saludable par de pechos naturales, como el que adorna la letra de “Manjar”, track de apertura del nuevo disco de Los Piojos, sucesor del ya lejano Máquina de sangre de 2003. La teta que asomó ayer en las disquerías, lanzamiento sostenido por el grupo en una sorpresiva y refrescante performance urbana, es un sucedáneo de silicona que sirve de metáfora a lo que Andrés Ciro Martínez y sus compañeros denuncian hoy como Civilización, la artificialidad y la destrucción caprichosa, la certeza de que “Dios perdona, el Hombre a veces, la Naturaleza NUNCA”. El packaging, de paso, sirve para hacerle un ole a la piratería: podrá emepetrearse el contenido de un disco pero no su presentación, en este caso afín al concepto que recorre algunas canciones.

Claro que un disco de Los Piojos exige atención por algo más que un diseño de goma y gel que desespera a los amantes de lo geométrico y la discoteca perfecta. En una escena plagada de jóvenes bandas que toman como modelo al rock tracción a sangre –signifique lo que signifique eso– pero terminan demostrando que no dan la talla, lo que hagan el cantante, guitarrista y armoniquista Martínez, el bajista Micky Rodríguez, los guitarristas Piti Fernández y Tavo Kupinski y el baterista Sebastián Cardero tiene un plus de interés. Por las mismas razones que se comprueban apenas se echa a rodar el séptimo disco de estudio del grupo de Palomar: en Los Piojos hay mucho más que una apelación a la cáscara del rock and roll. Ya se notaba en el épico single “Pacífico”, pero es sabido que el primer corte es apenas la punta de un iceberg a descubrir.

Civilización, entonces, viene a representar un notorio punto de madurez en un grupo que tiene varios Pellegrini corridos. Eso puede ser explícito en la inmediatamente ganchera “Pollo viejo”, buen cruce de la cultura rock y el tango, en lo lírico (“Te acordás cómo reías de los viejos del gotán... Tus groupies ya fueron madres”), pero sobre todo en la mixtura sonora. Pero también es conceptual en la soltura con que el grupo se deja infectar por un sonido tecno en pasajes como “Manjar” o la enérgica “Un buen día”, inspirado track a cargo de Micky Rodríguez que engaña como simple rockito pero amplía el horizonte hasta confundir sangre y máquina en un feliz resultado. Y si se trata de demostrar el dominio de aquello que la tribuna exige, ahí están “Hoy es hoy” o “Cruces y flores”, brotes de alta tensión sabiamente moldeados por una banda que nació mamando de la teta Stone, pero nunca quiso quedarse en eso.

Cancioneros cuando es necesario –hay remansos melancólicos como la preciosa “Difícil”, la rioplatense “Basta de penas”, “Bicho de ciudad” o la desesperanzada “Salitral”, que dice “Cuando las puertas no se abren jamás, cuando el atajo siempre puede más, vamos bebiendo de un salitral”–, fiesteros como en “Civilización”, donde la afirmación de que “la tierra se está quitando de encima al peor enemigo” viene envasada en un reggae alegre y luminoso, Los Piojos se acercan a sus dos décadas de existencia sonando a banda y no a producto o, quizá peor, a bandita. La satisfacción instantánea que produjeron en el azorado público de la calle Corrientes es, también, todo un dato.

Etiquetas: ,

A alguien le gusta esa tapa? me parece que faltan diseñadores de discos, o estan trabajando para afuera.

No son, ni de lejos, mi banda favorita(aunque tenga todos sus discos)pero es abismal la diferencia que hay en todo (musica, letra, pensamientos, ideas) con las demas banditas, como las definis. El problema con estas banditas que saturan las radios es que pueden imitar tres acordes de LAS BANDAS, pero nada mas que eso.
PD: Las unicas ideas que se pueden robar, son las pequeñas.

Por eso, siempre caemos en lo mismo: MUERTE A LA 25.

Nunca comprendí por qué Los Piojos son alabados por la prensa pero despreciados por cierto sector del público rockero. Para mí son una banda excelente, con discos muy bien hechos, los últimos tres con un sonido impresionante. Y con buenas canciones -e intenciones- más allá del sonido, por supuesto.
O sea, puedo comprender que a alguien no le gusten, pero de ahí a ponerlos en el mismo nivel que La 25, Pordioseros y otros es incomprensible.
Además, son una de las pocas bandas que se preocupan por el arte en los discos, no roban con el precio de las entradas, y tienen un vivo excelente.

Ah, Eduardo, por casualidad lo conocés a Ciro? Porque el comentario que me llegó de mucha gente es que es un pelotudo con todas las letras. Y creo que a muchos no les gustan porque él cae mal.

Cadorna: un día lo vas a conseguir.

Tucho, hice solo una nota con Los Piojos, cuando editaron Tercer Arco. Nos fuimos a una plazoleta en la 9 de julio e hicimos la entrevista ahí, muy relajadito todo, y a mí me quedó una buena impresión de Ciro. Después de eso pasaron muchas cosas...

Preocuparse por el arte en los discos es una cosa, ahora que logren algo bueno es otra. Estoy repetitivo con el tema, pero creo que es todo un item. Las tapas de discos de las bandas o solistas nacionales más populares son, en su mayoría (exceptuo a Cerati) olvidables y no están a un buen nivel. Sólo algunas bandas under o poco conocidas logran hacer buen arte para sus tapas.

Parece que el disco está bueno, nomás...no es el primer comentario a favor que escucho. A mi me gustaban muchísimo Los Piojos cuando era una niñata de 16 años, pero siempre pensé que, después de la partida de Dani Buira, la banda nunca volvió a ser la misma. No por casualidad, abandoné mi fanatismo después de Azul (para mi, el mejor disco de la banda, lejos)

A mí Azul no me gusta tanto... mi preferido es Ay Ay Ay, lo cual no habla muy bien del grupo porque es su segundo disco y de hace trece años...

Para mí este último, por suerte, es el mejor. Verde paisaje del infierno y los que citan ustedes, también son muy buenos.

Si ellos son el rock, alcanzame un nopucid...

Peter, nunca en toda la historia del género en la Argentina hubo una única banda que condensara el concepto "rock", que de todos modos es una cosa mutante que incluye infinidad de matices. Mal que te pese, son una buena banda de rock. No, no son el rock. Nadie es "el rock" por sí solo.

Mensaje para Darío García:
Te escribe la diseñadora que realizo la tapa de civilización, tomé la decisión de escribirte no porque tu comentario no sea valido con respecto al diseño del disco, sino porque ya te leí en varios sitios escribiendo sobre lo mismo y te noto con cierto tono malicioso al referirte que faltan diseñadores de discos, me parece un tanto prejuicioso ya que estoy tratando de ver un poco sobre tu trabajo y no encuentro referencia, me encantaría ver tus diseños para que podamos debatir con fundamentos.
Ojalá pueda encontrar entre ellos algún buen diseño de pack o de tapa así puedo seguir aprendiendo!
Y te puedo asegurar que aca hay muy buenos diseñadores de tapas y de packs para discos!
Un buen año y por muchos discos mas!

Publicar un comentario

Responsable

  • Eduardo Fabregat
  • Buenos Aires, Argentina
Prontuario
Powered by Blogger
Creative Commons License
Este blog está bajo una licencia Creative Commons Argentina.