« Home | JB » | La mala fama y las buenas canciones » | Astros y estrellas » | Agua » | Tocar o grabar » | Canciones de invierno » | Runnin' with the devil » | Second death » | El arte de escribir » | Por la plata baila el Lito » 

4.9.07 

Los tiempos

Después de aquel post sobre el demoradísimo nuevo disco de Divididos, me quedé pensando en esta epidemia del virus Chinese Democracy en el medio argentino. Sé que ya tengo 40 y los tiempos han cambiado, pero no puedo dejar de recordar cómo eran las cosas no hace tanto tiempo. Nos sorprendía, por ejemplo, que García o Spinetta dejaran pasar un año sin editar un disco: para Charly era una sucesión natural, simplemente su oficio, lanzar Yendo de la cama al living (1982), Clics modernos (1983), Piano bar y Terapia intensiva (1984), Tango (1985), Parte de la religión (1987), Lo que vendrá (1988), Cómo conseguir chicas (1989), Filosofía barata y zapatos de goma (1990), Tango 4 (1991) y así. O los Redondos: Gulp en 1985, Oktubre en 1986, Un baión para el ojo idiota en 1988, Bang! Bang!! Estás liquidado en 1989, La mosca y la sopa en 1991. Son solo dos ejemplos, uno de los solistas y una de las bandas más grandes del país, pero basta revisar las fechas de edición de los discos de quienes protagonizaron las décadas del '80 y '90 para comprobar que ese era el ritmo promedio. El instinto creativo era más poderoso que el miedo a no vender discos por la piratería. Nadie podía sentir que contribuía al impulso del rock argentino con sólo salir a tocar: las obras grabadas importaban.

Estamos hablando, además, de una época en la que grabar era diez veces más costoso que ahora. Tenías que reservar horas y horas de grabación en estudios que te esquilmaban, tenías que pagar una cinta carísima, el proceso de mezcla todavía tenía un costado artesanal (dos músicos, el ingeniero, el productor y un plomo que pasaba por ahí apretando teclas en la consola en una coreografía imposible) que sumaba horas y costos, los sellos te salían conque "faltaba vinilo" y demoraban la salida. Hoy una buena PC y un ProTools abren la puerta a métodos mucho más sencillos, accesibles, inmediatos, pero los grupos se toman cuatro, cinco años para mostrar algo nuevo. Sí, hay algunas bandas que sacan sus discos a cada rato, pero los escuchás y no podés evitar la sensación de que hubiera estado bueno que se tomaran un poco más de tiempo para meditar mejor lo que estaban grabando.

No es ésta la primera crisis que vive el rock local, pero no deja de ser preocupante. Los grupos graban con el freno de mano puesto, los lugares chicos no existen y Popart, una empresa ahora en manos de capitales brasileños/mexicanos de la cual Roberto Costa solo conserva el 20%, tiene todas las sartenes por el mango y reduce la escena al circuito oficializado del megafestival. Ya no podemos ir a La Luna a ver a Peligrosos Gorriones o Los Brujos. La moneda de cambio dejó de ser una canción bien acuñada, preciado bien en vías de extinción. Ganados por el síndrome U2, que después del doblete Achtung Baby / Zooropa se dejó llevar por el aburguesamiento y empezó a considerar la tarea de grabar un disco como un complejo proceso al que solo se accede cada cuatro años, los músicos argentinos ya consideran natural que las cosas sean así, se escudan en la sordera de las radios, el abuso de los sellos, las extrañas características del post Cromañón, la vida y el canto.

Allá lejos y hace tiempo, el kamikaze cantó: "Si no canto lo que siento me voy a morir por dentro". Quizá sea momento de abandonar la visión burocrática de las cosas, permitirse la audacia, no convertirse en empleados que cada equis años marcan tarjeta en el estudio. Dejar que las canciones vuelvan a estallar.

Etiquetas: ,

Es algo que yo no entiendo. Incluso es como que ese miedo los mete en un círculo vicioso "el disco que saque tiene que ser EL MEJOR, si no después vienen 4 o 5 años con esa carga encima". No sé, se hace aburrido seguir a un músico así, viendo dvds con los temas de siempre y esperando que aparezca algo en internet.

Buen análisis Fabre, tal vez será por eso que el disco de Fito sorprendió tanto, ya que se editó con escasa diferencia al anterior. Y no me aprece casual que al final cites a Spinetta, ya que este es uno de los dinosaurios del rock que más discos lanzó en los últimos diez años, y que se preocupa por mantener una continuidad.

Muy cierto lo que decis. Lo peor es que ya vamos perdiendo el formato ALBUM
Muy bueno tu blog
Saludos

Esa época de artistas sacando discos todos los años, incluía que cada disco era igual o mejor que el anterior. Tenías un Fito, por ejemplo, que sacaba Del '63, que luego subia a un Giros, después redoblaba la apuesta con un Ciudad de Pobres Corazones, y seguia en subida hasta, ponele El amor despues del amor. Hoy la "escalada" a lo sumo dura dos discos, con suerte, y ya el tercero suena igual. ¿Tendrá que ver algun descenso en el nivel de enseñanza o de estudio? Hoy hay muchos mas músicos, y hay carreras terciarias, y si uno quiere se puede "recibir" de músico en muchos mas lugares. Y hay muchísima mas gente que toca algún instrumento (fijarse en la cantidad de negocios de venta de instrumentos musicales, por ejemplo). Sin embargo, contradiciendo las estadísticas, pareciera que mayor cantidad de músicos no levanta la calidad de los resultados.
Ojo, no me refiero a que Fito me gusta mas a mi que otros músicos de ahora, me refiero a que generalmente Fito le gustaba a mucha gente, y hoy no hay bandas o grupos que se sotengan al mismo nivel, o mejor, mas de dos discos (Bersuit, por ejemplo, levantó hasta la argentinidad al palo, pero ya no tuvo tanta llegada con testosterona (tal vez el público pensó que era alguna receta farmaceutica, o el público de la Bersuit era primordiualmente femenino y se sintieron discriminadas)
Como decis, "la canción bien acuñada, preciado bien en vias de extinción".
Si en los 80 el rock argentino era Soda, Redondos, etc, y en los 90 Cadillacs, IKV, ect. En esta década... es Drexler y Café Tacuba?

Yo tampoco lo entiendo. Es indignante. El ejemplo de García es el más claro. Un tipo que nunca dejó de editar algo.
Por otro lado, este parate me permitió comprar más discos viejos y putear por lo que (no) tenemos hoy.

¿Y en los '60? Los Beatles o los Stones sacaban dos discos por año, y Creedence sacó ¡tres! discos en 1969, el cuarto en un año y medio (!). Y Charly encima saca discos donde la mitad de los temas son covers o autocovers (Happy and Real ya lo grabó tres veces).
A lo mejor se está terminando la era del disco en todo el mundo, y estamos en la transición. A lo mejor en unos años lo normal es que cada banda suba a Internet un tema por mes, o algo así. Si total van a vivir de tocar en vivo... Al menos en otros países. Coincido con vos en que el panorama acá pinta negro azabache en ese sentido.

te acordas cuando los beatles sacaban sgt. pepper's y habia grupos de gente q hacian fiestas para escucharlo x primera vez?

eso es algo que tambien se perdio de los discos, el sentarse a escucharlos (solo o acompañado) y dejarse llevar por la historia y por el paisaje que pintaban.

medio poetico, espero que entiendas el punto.

sin animo de ofender a los demas... o sea habla de garcia spinetta(me duermoooo) y paez... cerati disco a disco es como que cambia el sonio. de su etapa solista ningun disco es igual a otro... pero no los saca tan seguiditos.

yo opino que mollo, cerati, garcia y etc etc etc se estan poniendo viejos. y los recitales son dinero facil para casas en barrio parque... el problema es que nooooooooooooo apareceeeeeeeeeeeeeeen sucesoreeeeeeeeeeeeessssssss

aguante callejero, la renga papa!!! vamo a escuchar el bordo? no vamo con la pasta del nono. LA MANCHA DE ROLAAAAAAAAANDO!!! oh my god!!!

nada me fui

Eso es verdad y pasa a nivel mundial creo. Las bandas se toman mucho más tiempo para sacar un disco. Desde The Beatles que han sacado 2 discos por año, pasando por los 80 que la regla era 1 por año hasta ahora, de 1 cada 3, 4 años.
Pero creo que el de U2 no es el mejor ejemplo. En realidad, con las giras monstruosas que hacen, es bastante meritorio que saquen un disco cada 4 años (más allá de su resultado artístico con respecto a joyas pasadas). Un año de preparación entre composición, grabación, campaña de lanzamiento y planeamiento de puesta del show; 2/3 años de gira presentándolo, unos meses de descanso y otra vez al estudio a grabar, como ahora. En realidad, casi no paran.

Debe haber, a la par de músicos aburguesados o enamorados de los cachets que se están pagando, cierta mano de la industria que retrasa tanto las cosas también. Porque hay tanta oferta, que se les hace complicado vender y llegar a la gente. Y cuando un artista explota y se convierte en un mega vendedor, todos corren detrás de él sin ideas nuevas. Pasó en la época de los Beatles, pasa ahora también.
Cada tanto, aparecen algunos signos saludables: que los Arctic Monkeys saquen dos discos con una cercanía de poco mas de un año, es bueno.

Si Herbie, pero eso pasó con Oasis, o con Strokes también y después?, son, incluso, los mismos críticos que al tercer disco los hacen bosta y exigen el parate del músico, y los de la industria hacen caso y frenan al artista.

coincido en parte hay que tener en cuenta que en lo 80 los discos eran de 8 o 9 temas hoy salen discos de 12 temas ahi esta la diferencia

Anónimo de la 1:56, en los 60 los discos andaban por los 14 temas y salían de a dos por año.

No estoy seguro, pero Babasónicos no era de sacar discos bastante seguido hasta hace unos pocos años atrás?

Otro apunte para el mismo Anónimo: si un músico dice "ah, no, antes tenía que componer 8 ó 9 temas y ahora 12"... macho, dejate de joder, andá a laburar.

El tema no esta en la cantidad de temas ni su duracion, y creo que ni siqueira interesa si pasan uno, dos o cinco años.
creo que el tema pasa por la renovacion del repertorio y del artista mismo.
Antes al ntoarse que se desgastaba o se hacia repetitivo salian a componer, tanto para renovar como para no "quemar" lo anterior. Mientras que salian artistas nuevos que tomaban esta posta e innovaban generalmente en su segunda placa.
Hoy el artista ante tantas vapuleadas y sobreexposicion que tuvieron algunos se achatan, muchos han bloqueado o ayudado a bloquear a la nueva buena generacion ( en el under hay grandes potenciales pero no son redituables en el corto plazo) y se rpefiere una banda express que venda un apr de hits. Esos son los que tardan mas ,no por achatamiento sino por incapacidad.

Llego medio tarde pero dejo mi opinión:

Tenes razón en muchas cosas. Pero aca va un par de salvedades: Mirá los años y los artistas que vos das en los ejemplos: redondos, charly, etc... desde 1980 a 1990... hace casi 20 años!!! Obviamente un pibe de veintipico esta todo el dia tocando la guitarra y haciendo temas, por ahí a los 40 aparecen otras necesidades... familia, descanso, etc...

Por otro lado: divididos es un caso aparte. estan en una laguna compositiva desde narigón del siglo.

Para bandas grandes como la renga, los piojos, indio solari, etc... es muy dificil presentar los discos. Quizas es un año pueden tocar 10 veces... eso tambien influye mucho.

que se yo... de todos modos algo de razon tenes, los tiempos han cambiado y las ideas y costumbres tambien.

suerte!

http://www.larocoladigital.com.ar

Iron Maiden lanzó discos en 1980, 1981, 1982, 1983, 1984, 1985 y 1986. Se tomaron un respiro en 1987 para sacar otra obra maestra en 1988. Hay eras muy prolíficas.

Es muy bueno el post, Eduardo. Pero me parece que gran parte de esta movida tiene que ver con los tiempos de la industria, que imponen a las nuevas bandas ritmos muy acelerados, algo así como "meté un hit y borrate". Antes, la apuesta pasaba más por construir grandes artistas disco a disco. De todas formas, ni los viejos (por pereza), ni los jóvenes (por estrechez creativa) logran dar el salto y generar sus propios espacios para laburar y tener algo nuevo que decir cada año.

Eduardo, me extraña que esté tan a mano y no se mencione a Andrés Calamaro que a contramano del resto edita un disco cuando el año pasado grabó dos más dos en vivo. Andrés es un gran hacedor de canciones y cuando pudo largó nada menos que el salmón.

Es cierto, Andrés incluso se pasó de la raya (en algún momento de su vida, literalmente). Pero a él también le cabe eso de "no podés evitar la sensación de que hubiera estado bueno que se tomaran un poco más de tiempo para meditar mejor lo que estaban grabando". Y mirá que yo disfruto muchísimo de una parte importante de su discografía, y cuando toqué en una banda (hace ya quince años...) hacíamos covers de Calamaro y canciones propias que parecían escritas por él. Con lo que precedimos a Coti, Andy Chango, Estelares y el Pity. Dudoso honor.

Uh, me fui a la mierda.

Publicar un comentario

Responsable

  • Eduardo Fabregat
  • Buenos Aires, Argentina
Prontuario
Powered by Blogger
Creative Commons License
Este blog está bajo una licencia Creative Commons Argentina.