« Home | Todo es historia » | Dos frases de domingo » | Talento » | La lección de rock » | Ceferino » | Offline » | Un clip » | Una copa en la vitrina » | Procanroles » | Peter » 

21.11.07 

El mundo Beatle en fabuloso tecnicolor

(Publicado hoy en Página/12)


“Elegimos hacer una fantasía Pop Art en la que pudiéramos jugar con el estado de Gran Bretaña en 1965, la sociedad moderna de Harold Wilson. La era pre-Haight Ashbury, pre-Vietnam, guerra del petróleo y las revueltas de Mayo del ’68. (...) Si la película parece inocente, nos declaramos culpables: las canciones eran geniales, y filmarlas fue un placer absoluto.” La frase pertenece al director Richard Lester, y oficia de introducción al nuevo fetiche para la patria Beatle: un DVD que presenta la versión restaurada de Help!, junto a un segundo disco con documentales, trailers, clips radiales y recuerdos de quienes participaron en la producción. El ala cínica lo verá como una nueva forma de ordeñe de la inagotable vaca de Liverpool. Pero alcanza con tirarse frente al televisor para sindicarlo –con justicia– como un necesario rescate en el collar de perlas del pop.

En el mismo librillo, un tal Martin Scorsese da su testimonio de lo que significaron John Lennon, Paul McCartney, George Harrison y Ringo Starr para la generación de los sixties y las que siguieron, apuntando que “para aquellos que vivimos cuando estaban, la sola mención de su nombre traía todo un mundo, no sólo los 60. Verlos siempre nos hacía felices de estar vivos”. Desde este culo del mundo, la visión de Help! en las repeticiones televisivas significaba tal carga de sombras, defectos de sonido e imperfecciones que, más que “un mundo”, descifrar las expresiones de los actores en esas copias hechas pelota hacía pensar precisamente en los 60.

Todo eso cambia con esta reedición del segundo film del combo Beatles / Lester, que aparece con una viveza de imagen (¡esos filtros de color en “Another Girl”!) y tal calidad de sonido que recupera aquella frescura, convirtiéndola en una nueva experiencia. La manera en que se consiguió eso es el tema de uno de los documentales del segundo DVD, “The restoration of Help!, donde se explica el minucioso trabajo que se llevó a cabo sobre todos y cada uno de los fotogramas de los rollos originales: hasta es recomendable comenzar por allí (y por las declaraciones de Neil Aspinall y el mismo Lester en un making of de 30 minutos, reconociendo al fin el estado altamente marihuanero en que los cuatro Beatles hicieron la peli), antes de ir a la película en sí.

Y ese mundo vuelve a estallar, y hay mucha inocencia flotando en el aire, pero también una combinación del mejor soundtrack con un guión delirante, guiños pop (¿quién no quería tener una casa como la de ellos? ¿quién no vio en el personaje del Superintendente de Scotland Yard una carcajada en la jeta del sistema británico?) y unos Beatles aún a gusto en el juego de sus personajes, disfrutando que se cumpliera su exigencia de filmar en Bahamas y en los Alpes y de paso inventando el videoclip, disfrutando más del asedio de los seguidores de la diosa Kaili que de las fans enloquecidas de A hard day’s night. Llamado a ocupar un digno lugar en la deveteca junto a Anthology, este Help! restaurado viene a pintar como nunca aquel “mundo” que fascinó a Scorsese. Y que, más que lucir avejentado, parece recién salido del horno.

Etiquetas: , ,

Emocionante post. Yo había leído que se acercaba este lanzamiento.
Tema aparte: un Oscar para Ringo!.

Fabre, aflojá, una semana Zeppelin, la otra Help!. A mí no me da el cuero. Y tu casa debe ser una especie de parque de diversiones.

Solo falta que reestrenen Woodstock,y carton lleno

Help Mothership!

Ese será el título de mi lista de regalos para navidad.

Fabre, que buena cr�tica. Corro a cop.... �a compr�rmelo!

Ser pobre y sólo comprar originales es una contradicción incómoda, pero bueno... ese Help me está haciendo babear.

Publicar un comentario

Responsable

  • Eduardo Fabregat
  • Buenos Aires, Argentina
Prontuario
Powered by Blogger
Creative Commons License
Este blog está bajo una licencia Creative Commons Argentina.