« Home | El arbolito bien cerca de la tele » | Dressed up like a car crash » | 10 canciones navideñas » | La leyenda de la pelada que llegó de Italia » | Ring ring » | 10 canciones inmundas » | La moda, el glamour... » | Incomodidades » | Miedo y asco en el subte » | Rompan todo » 

27.12.07 

28 sin ricota

Durante mucho tiempo, Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota llevaron a cabo la costumbre del show del Día de los Inocentes. Era un clásico de la banda: se acercaba el fin de año y todo el mundo sabía que se venía la ceremonia que cerraba la temporada. Recuerdo especialmente el primer Obras al aire libre, en el que presentaban Bang! Bang!! Estás liquidado y las cosas medio se desmadraron, con gente intentando subir al escenario, el Indio recaliente y demasiadas pausas entre tema y tema, y con el grupo de amigos con el que fuimos volvimos con una sensación de que la habitual fiesta se había puesto algo agridulce. O el fin de año 1991, con La mosca y la sopa y un Obras tan pero tan lleno que la masa compacta de gente llegaba hasta el pasillo que llevaba a los baños y era imposible avanzar.

En la víspera de un nuevo 28, el recuerdo de aquellas ceremonias me conduce inevitablemente a la nostalgia, a la comprobación de que, como decía Spinetta en el '84, ya no somos chiquitos; los Redondos hace rato que no existen, cada cual siguió su camino -incluyendo a aquel grupo de amigos-, a Obras le encajaron el nombre de Estadio Pepsi y los únicos inocentes parecen ser aquellos que aún no salieron de la nursery. Quizá haya que arrancar el día poniendo Oktubre, mientras me resuena en la cabeza el cantito que las bandas enarbolaban a la salida de cada show del inolvidable ciclo en Satisfaction de Constitución, donde primero hubo que poner vigas para reforzar el pullman y finalmente hubo que abandonar por imposibilidades espaciales.

"Ya copamos Satisfaction, ya copamo' Obras también/ No nos rompan las pelotas, que copamos River Plate".

Etiquetas:

y cómo olvidar aquella tapa del no (de año pasado?) donde prometía "vuelven los redondos".
entré como un caballo.

AGUANTEN LOS REDONDOS LA RE PUTA MADRE QUE LOS PARIO A TODOS!!!!

Entonces, con sus debidas distancias, este año le toca al Sí publicar algo así: "Vuelve TURF!"

Yo fui a esos Satisfaction que decís, y una de las noches se notaba que el pullman temblaba. Al siguiente fin de semana habían puesto las vigas: Cromañón podría haber sucedido antes.

Me encantó tu blog... si querés pasate por EL Postero a ver que te parece.

una broma para que se ria say ... solista apalstante para andresito, mejor cancion minibardo en el pais de españa ... sin broma, sin motorolla y sin personal ni movistar, se puso el moño en el club ciudad, que ni siquiera se llama pepsi ... y se reunia con sus compañeros del camdombe despues de 30 años, para no estar pensando que todo cambia todo el tiempo ...

Para mi Los Redondos siempre fueron barderos. Ellos alimentaron el bardo desde el escenario.
Creo que con ellos nace el "rock futbolero" donde los boludos que están abajo del escenario se creen más importantes que los que están arriba.
Con ellos nació la "ceremonia" del "rock viejita", y de allí a algunos engendros musicales desprendidos que terminan en cosas como Callejeros, La Renga, etc.

Y mientras el Indio alimentaba el "mito" del "yo no tranzo", "no voy a la tele, no doy entrevistas", por otro lado se llenaba de guita.

El Indio que ahora se dedique ha hacer música disco que le sale muy bien...

me tomo el atrevimiento ya que otra cosa no hay,de contestarle al joven o no tanto de arriba, los que estan abajo son tan importantes como los musicos,sino el escenario seria un altar donde solo los elegidos pudieran subir.Cosas como callejeros o la renga(casi 100.000 personas en el autodromo)no son creaciones del indio sino expresiones propias de nosotros mismos mas alla de gustarnos su musica o sus actitudes.Ganar dinero no es ninguna herejia.Frank Zappa en sheik yerbuti tambien hace musica disco

Te conteste en el blog de Herbie.
Creo que no entendiste mi comentario (estaba bardeando el gusto popular evidenciado en el si!, no al suplemento de tu diario)

Envidio hasta la enfermedad a todos los conchudos que pudieron ver a los Redondos antes de la explosión que los terminó encerrando en los estadios de fútbol: Hijos de puta!!!. Y más envidio a todos los cajetudos que pudieron ver a Sumo: La concha de sus madres!!!

Anónimo: no te gastés contestando gansadas que no se sostienen ni con todas las vigas de Satisfaction (por qué no puedo contar YO esa anécdota??? Hijos de puta!!!)

Me tomo el atrevimiento yo de contestarles a ambos. Creo que se equivocan los dos, de a uno en fondo.

Primero, una cosa son Los Redondos y su propuesta y otra muy distinta su público. Creo que es el caso más paradigmático donde se nota el abismo de diferencia que existe. Los Redondos nunca incitaron al bardo, nunca festejaron a los pelotudos que se creían más importantes que la música y querían sobresalir. Más bien todo lo contrario.

Luego, los que están abajo NO SON TAN IMPORTANTES como los que están arriba, el que no entiende eso mejor que no salga de su casa porque la va a pasar mal y se la va a hacer pasar mal al resto. Yo espectador no pago una entrada para ver cómo el que está al lado mío prende una bengala, me revolea la remera en la cara y etc., pago una entrada para ver a la banda.

Los que están arriba del escenario son los que tienen la batuta, convocan y toman las decisiones del caso, nos guste o no. Si no nos gusta podemos optar por hacer otra cosa, pero no por buscar justificaciones bizantinas.

Sí coincido con que correr al Indio (o a cualquier artista) con el tema de la plata es de mediocre resentido. La plata que haya ganado el Indio la tiene más que merecida.

En realidad, si nos diera la cabeza tendríamos que festejar la excepción.

Por último, el post me hizo recordar ese Obras de 1991, el primer show de Los Redondos que vi. Inolvidable.

Leo, te contesto lo mismo que en Remeras: tenés razón, entendí mal tu comment.
Salud.

Después de haber sido fan de Los Redondos varios años (de haber ido a verlos a Obras, Autopista Center, Huracán), puedo decir que el Indio como músico solista es la decepción más grande que me llevé respecto de la historia de la banda.
"El tesoro..." es compositivamente pobrísimo. Al nuevo disco no quiero ni escucharlo.
Skay, en cambio, parece seguir divirtiéndose con lo que hace y disfrutando de tocar.

En mi condicion de atrevido consuetudinario digo:si,el publico es TAN IMPORTANTE como los musicos en su condicion de tal ,o sea de publico,que paga su entrada con la cual se sostiene todo el circo de la musica y cualquier otra manifestacion artistica,lo cual no quiere decir que esto le otorgue el derecho,al publico,de hacer cualquier cosa ya sea encender bengalas o cualquier cosa que ponga en peligro al resto,ni tampoco la importancia de los musicos les da derecho a proponer cualquier cosa ,como salir a tocar a la hora que se les ocurra,cada uno es igual de importante en su rol por lo menos asi lo veo yo

Publicar un comentario

Responsable

  • Eduardo Fabregat
  • Buenos Aires, Argentina
Prontuario
Powered by Blogger
Creative Commons License
Este blog está bajo una licencia Creative Commons Argentina.