« Home | Dressed up like a car crash » | 10 canciones navideñas » | La leyenda de la pelada que llegó de Italia » | Ring ring » | 10 canciones inmundas » | La moda, el glamour... » | Incomodidades » | Miedo y asco en el subte » | Rompan todo » | Cuando la música lo atropella todo » 

26.12.07 

El arbolito bien cerca de la tele

(Publicado hoy en Página/12)

Tres opciones que le pusieron música e imagen al rito de la Navidad.

Nirvana - Unplugged in New York

Lo más curioso es que éste sea su debut en el formato DVD: no hace mucho vio la luz una notable cajita (Live! Tonight! Sold out!) sobre lo que Nirvana podía producir en vivo y, teniendo en cuenta lo que significa la figura de Kurt Cobain, llama la atención que recién ahora pueda engordarse la deveteca con el Unplugged in New York del trío de Seattle. Que es ya de por sí una rareza: el 18 de noviembre de 1993, Cobain, Christ Novoselic y Dave Grohl, sacerdotes del electroshock y la furia, convirtieron su obra al formato acústico en un estudio de New York. Que el cantante y guitarrista se volara la cabeza cinco meses después agregó drama y resonancia, pero ya en su concepción el Unplugged MTV de Nirvana era una experiencia digna de ser apreciada.

Así (y junto a perlas de ficción como The last days, de Gus Van Sant), el desenchufado viene a completar el legado audiovisual del grupo, reforzado por canciones ausentes en la transmisión original, un registro del ensayo previo a la grabación con “Come as you are”, “Polly”, “Plateau”, “Pennyroyal tea” y “The man who sold the world” y un documental de MTV (Bare witness) sobre el show. Allí, Novoselic afirma que “Esta es una manera de mostrar nuestro lado más suave, como papel higiénico perfumado”, mientras que Theresa Beyer, directora de marketing de la 100FM de Nueva York, sostiene que “había una electricidad palpable en el aire... se podía escuchar el vuelo de una mosca”. Alex Coletti, productor del Unplugged, afirma que contratar a Nirvana fue mucho más fácil de lo que podía pensarse teniendo en cuenta su historial alternativo (“Simplemente los llamamos y dijeron que sí”), y admite que la ocasión era tan especial como para meter en el estudio más gente de la permitida: “El jefe de bomberos casi nos clausura”, dice.

El mismo Coletti es quien se encarga de echar luz sobre costados más terrenales que la simple lectura de “grupo en la cresta de la ola hace un unplugged y todos contentos”, al confesar sus temores con respecto a lo que podía suceder. “Vimos que la lista, salvo ‘Come as you are’, no tenía ningún hit, y que había varios covers. Se había hablado de ‘invitados’ y nosotros pensábamos en Eddie Vedder o Neil Young, pero vinieron los Meat Puppets e hicieron tres temas de ellos... o sea: ningún hit, covers y los Puppets como invitados. Grandioso.”

Y sin embargo, Coletti es el primero en admitir que el experimento sí fue grandioso, “aunque es difícil verlo con objetividad a la luz de lo que sucedió después”. Las versiones de “Polly”, “About a girl”, “All apologies” o “The man who sold the world”, la intensidad con que el malogrado Cobain pone en una perspectiva totalmente diferente sus canciones (y las de otros), convierten a Unplugged in New York en una de las perlas del arbolito 2007.


Paul McCartney - The McCartney Years

“Hacer un repaso de 35 años de trabajo es una tarea complicada”, abre el fuego el biógrafo Barry Miles en el librillo de The McCartney Years. Pero, una vez repasados los tres discos que componen la caja lanzada la semana pasada en los negocios argentinos, puede decirse que el objetivo quedó bien cubierto. Así como Lennon tuvo su Imagine, Harrison su Dark Horse Years y Ringo sus DVD en vivo con la All Starr Band, Macca se merecía semejante caja, que contempla lo mucho y bueno que hizo el bajista y cantante tras ser parte de cierta bandita de Liverpool.

Así, Los años de McCartney diluye ese mito que lo señala como el menos interesante de los Beatles, y pone en perspectiva la labor de Wings y los hitos que el músico fue señalando en su historia: basta repasar la cronología que ofrece el librillo para terminar agotado de tantos records (“‘Yesterday’ alcanza los 6 millones de pasadas en radios estadounidenses”; “81 discos de oro”, “All the best se convierte en platino en solo tres días”), primeras veces (“El primer artista occidental en editar un disco solo en la Unión Soviética”) y actividades por fuera del rock, sean de concientización sobre el vegetarianismo, los derechos de los animales, la desactivación de minas o la grabación de material clásico. El recuento impacta.

Y es en los discos donde la cosa se pone espesa: todos los clips –de “Maybe I’m amazed” a “Fine line”, muchos de ellos con comentarios–, entrevistas, pequeños documentales, filmaciones inéditas, el sustancioso Creating chaos at Abbey Road (que refleja la grabación de Chaos and creation in the backyard, sin dudas lo mejor de la producción reciente de McCartney, junto al productor Nigel Godrich), escenas televisivas y un detrás de escena de la fotografía de tapa de Band on the run, entre innumerables perlas. El tercer DVD, por su parte, se concentra en la performance en vivo del Beatle, dividida en tres momentos bien diferentes: Rockshow rescata un film sobre la gira de 1976 de Wings; Unplugged presenta cuatro canciones de su presentación para MTV de 1991 (incluyendo una bonita versión de “And I love her”), y Glastonbury retrata la apoteósica presentación de 2004. Además, ese disco incluye el “Let it be” de Live Aid y su show en el intermedio del Superbowl XXXIX, visto por 800 millones de personas en todo el mundo. Todo con sonido remasterizado y opción de 5.1, imágenes restauradas y widescreen, para seguir alimentando el árbol genealógico y ser feliz propietario/a de una jugosa videoteca Beatle.


Varios - Live Earth

Más allá de las paradojas de Al Gore –quien fue un aplicado lobbysta en la campaña de su esposa Tipper para ponerles stickers de advertencia a los discos, y cuando formó parte del gobierno de Bill Clinton no hizo mucho por paliar el calentamiento global–, no caben dudas de que su Live Earth – The concerts for a climate in crisis dejó una jornada para el recuerdo. El 7 de julio de este año, en 8 ciudades de todo el mundo (Hamburgo, Londres, Nueva York, Río de Janeiro, Shanghai, Johannesburgo, Sydney y Tokio) un amplísimo arco de artistas subió al escenario para concientizar sobre el negro destino que aguarda a la Tierra de no tomar medidas urgentes. Y, así como el consumidor de cajitas puede solazarse con Live Aid y Live 8, no podía faltar su símil de Live Earth.

Y la oferta tiene lo suyo: en dos DVD y un CD de audio, el televidente puede seguir las performances de gente como The Police (una notable versión de “Driven to Tears”), Genesis, Metallica, Roger Waters (con el clásico “Another Brick in The Wall Pt. 2”), Beastie Boys (a puro rap con “Intergalactic”), los reformados Smashing Pumpkins, Chris Cornell (quien, claro, hace “Black Hole Sun”), Foo Fighters, Madonna, Duran Duran y Joss Stone. Son cuatro horas de música, aderezadas con 7 cortometrajes alusivos al tema y entrevistas con Gore y el productor Kevin Wall: para calentar los parlantes en lugar del planeta.

Etiquetas: ,

Estaba por escribir en mi blog algo acerca de uno de mis regalitos de este año, EL UNPLUGGED, así en mayúsculas... el mejor de todos los que se han hecho.
los tenía olvidados, hacía una bocha que no ponía un disco de Nirvana y hoy volví al colegio secundario, a los 14, 15, 16 años, cuando volvía de clases y me encerraba a escucharlos.

era hora, por fín lo editaron

yo conocí a los meat puppets (alta banda)gracias a ese unplugged.
gracias kurt.

Ayer vi el documental "Heavy: the history of metal" en donde también se hace referencia al tema del "Tipper Sticker". Se muestra parte de las acusaciones que hace Tipper Gore contra el heavy y de nuevo Dee Snider les dice de todo por la cara. Cada día lo respeto más.

Quero la caja de Macca Years!, saludos.

Paul McCartney es uno de los mayores genios musicales del siglo veinte. Sobrepasa con creces el concepto de "música popular de alto nivel", es un artista genial que hace realmente lo que quiere cuando quiere.
Es un bajista personalísimo, un compositor hiperabundante e inigualado. Es parte de la esencia de lo mejor del rock de todos los tiempos.
Juntemos firmas para que vuelva a tocar en River!

Publicar un comentario

Responsable

  • Eduardo Fabregat
  • Buenos Aires, Argentina
Prontuario
Powered by Blogger
Creative Commons License
Este blog está bajo una licencia Creative Commons Argentina.