« Home | El canon digital » | Un barco lleno de lauchas » | Socio del Desierto, huracán de escenario » | Esa difícil tarea de provocar risas » | Digital mambo » | Cinecrofilia » | Estanterías flojas » | Todo debe irse » | Audiobiografía II » | Minibalance » 

11.2.08 

Duda de diamante

¿Qué hacés si tu hijo de quince meses consigue abrir un cajón pesadísimo y te hace percha el librillo de Alma de diamante de Spinetta Jade? Teniendo en cuenta las ediciones de mierda que nos han vendido las discográficas al reeditar los clásicos de rock argentino en CD, ¿vale la pena ofuscarse con el infante?

El vinilo modelo 1980 está todo lo intacto que le permite el tiempo, protegido por el baúl y esperando una ceremonia de vez en cuando.

Etiquetas:

No tengo hijos y tampoco aquella edición de Alma de Diamante. Sí tengo esa edición horrible que sale 11 pesos en todos los musimundo.

Yo creo que merece, como minimo, una buena tunda. jajajaja. No sé dónde escuché eso de tunda.

Un saludo, Eduardo.

Mati.-

¿La pregunta es en serio?

Si realmente tenes alguna duda sobre que vale mas, si tu hijo o un libro, estas al horno.

No me digas que abriste el cajón para hacer Sleevefaces y ahí apareció el infante... Me siento culpable!!!

Agustín, el que está al horno sos vos si no entendiste una ironía tan simple...

No, Herbie, el niño abró el cajón de Cd's...

Ah, Agustín, otra cosa: estamos hablando de DISCOS, no de LIBROS.

Haces lo mismo que cuando te tira la maceta llena de tierra adentro de la pelopincho con el agua recién cambiada. Le das un besito en la cabeza y alejás todas las macetes del alcance de sus manos!! O algo así...

Tomalo como una metáfora de lo que tu hijo va a pensar de los discos de Spinetta.

Ojalá sea (como mis hijos) de una generación que verdaderamente se cague en todos nuestros referentes..., eso sí, siempre y cuando propongan mejores...

Eduardo, mi comentario, también iba con algún dejo de humor. Sino, no hubiera usado esa expresión de estar en el horno.

Y, de paso, en tu texto pusiste que hizo percha el librillo. De ahí, que puse lo del libro. No entendí que lo dañado haya sido el vinilo.

Hace poco que soy lector de tu blog, y se ganó un lugar en mi Google Reader.

Todo bien, A. Pero insisto: el vinilo está a buen resguardo, lo que cayó en sus manos fue el CD.

Todo un tema, me parece que habria que tener compacion por el infante ya que el no tenia idea de lo que rompia.
Yo aca de visita y espero regresar

Yo de chico le rompí un cartón Telekino ganador a mi viejo para hacer papel picado, no era el premio mayor pero era buena guita.

No sé, lo que pusiste me desbloqueo el recuerdo.-

Si llegaba a ser la tapa de Nada Personal era un buen signo: hizo lo que Cerati, Alfredo Lois & Cía. deberian haber hecho en 1985... Muy buen disco pero con tapa es-pan-tosa. ¿Y si lo que te rompía era la tapa original de Artaud, qué pena seria justa? No menos que quemarle el juguete preferido cada 28 de diciembre, en homenaje a Herodes...

Toda una declaración político-estética del pequeño.


:)

...yo me conformaría pensando... "ojalá mi hijo haga ésto con un disco de Spinetta, a que, de grande, haga con la música lo que hace el hijo de Spinetta..." A mover el culo, es tuya Juan, y abarajame la bañera! :P

Evidentemente, lo encierro en un cuartito durante 3 días a pan y agua, para que aprenda a respetar lo "sagrado" Ja ja

15 meses?
Yo lo tomaría como un sano consejo del crío.

Regalale un marcador y pegale una buena patada en el culo.
Convertilo en uno de los niños que escriben en el cielo.

"Convertilo en uno de los niños que escriben en el cielo"

Genial.

Publicar un comentario

Responsable

  • Eduardo Fabregat
  • Buenos Aires, Argentina
Prontuario
Powered by Blogger
Creative Commons License
Este blog está bajo una licencia Creative Commons Argentina.