« Home | Postales » | De regreso » | Sobre el malestar en la cultura » | Protestar » | Polvorín en St. Germain » | "Hay lugar para toda clase de cine" » | La vida en bici » | Curiosidad oriental » | Valijas envueltas » | Audiobiografía III » 

17.3.08 

Adentro de un termo

Sí, me perdí Interpol. A la hora de Iron Maiden y/o Jane Birkin estaba muy, muy lejos. Sabía de Jarvis Cocker en La Trastienda, pero tenía jet lag y un resfrío fulminante. Y, pavada de herejía, tampoco fui a Vélez a ver al gran Dylan.

De pronto tengo la impresión de haberme mudado adentro de un Lumilagro.

Etiquetas:

ja, no creo que seas el único

bueno, solo sos parte de la sección cultural de un diario, tampoco es imprescindible que vayas a todos esos recitales...

Efectivamente, Anónimo. Ya no es imprescindible que vaya a todos los recitales.

tambien aprendí que no es necesario ir a todos. a nuestra edad hay que ser muy selectivos.

Con 27 años de shows en las espaldas, son muy contadas las cosas que me hacen sentir culpa por perdérmelas. De todos los casos citados, solo lamento realmente no haber visto a Jarvis. Lo demás... otra vez será, y sin mayores problemas.

Todavía podés ver a Shellac en la trastienda!

...o a Tom Waits en el Bafici.

igual haber estado en París compensa un poco no? jaja

un abrazo

Y sí. La verdad que terminó primando un espíritu de "me chupa todo un huevo".

Publicar un comentario

Responsable

  • Eduardo Fabregat
  • Buenos Aires, Argentina
Prontuario
Powered by Blogger
Creative Commons License
Este blog está bajo una licencia Creative Commons Argentina.