« Home | Curiosidad oriental » | Valijas envueltas » | Audiobiografía III » | Goldfrapp melanco » | La máquina del tiempo II » | Medidas extremas » | Dos palabras » | Guillotina para el Rey Momo » | Duda de Gmail » | Nuevas canciones de Kravitzeppelin » 

3.3.08 

La vida en bici




Se llama Velib, y funciona así: vas a la ticketera, ingresás tu tarjeta de crédito o el número de una tarjeta prepaga y sacás una bicicleta: el contador empieza a correr, sacás una bici y te vas pedaleando. En el puesto de bicicletas que quieras, dejás la bici en su locker y el contador para, y así. La primera media hora es gratis, y después cuesta 1 euro la primera media hora, 2 euros la segunda media hora y 4 la tercera y las siguientes. Hace poco escuché que en Buenos Aires quieren implementar este sistema de “bicicleta libre”, y viéndolo en vivo y en directo, considerando la conducta ciudadana que todo el asunto implica, me doy cuenta que es poco menos que una utopía. Imagino al típico porteño ventajeando, choreándose una bici –una bici de otro, para no quedar pegado con su número de tarjeta-, birlando las lucecitas o el canasto para llevar las cosas, rompiéndola porque sí, reventando los lockers para vender las bicis como metal por kilo, pintando con aerosol Aguante Defe o Macri se la come en la pantalla de la ticketera. No puedo evitar pensar mal. No sé por qué será, si somos tan civilizados.

Etiquetas:

uh, ya habrás visitado de todo, supongo. Siempre quise ir a París... algún día estaré ahí montando esas bicicletas.

Si vas a ver a Morrison, mandale un saludo.

Fuiste de vacaciones o a cubrir algo??

saludos, eduardo

Mati

Lamentablemente coincido; pregunta: ¿ya le escribiste "aguante argentina" en el costado? Saludos! y que buen viaje!

Antes que nada, que copado que estás en Paris!
Además de pensar en eso, otra cosa que también roza la utopía es que no hay lugar en el tránsito porteño para las bicicletas. Primero porque a las bicisendas no las respeta nadie, y segundo, porque el conductor promedio porteño es tan poco civilizado que es capaz de pasar por encima a una abuelita si no cruza la calle a 80Km/h.. personalmente me da fobia andar en bicicleta por Bs As., no se si estaré exagerando, creo que no tanto..
Calculo que esta utopía nos va a hacer seguir caminando (tal y como otras lo hacen).
Au revoir Eduardo! Después chusmeá que andas haciendo por esos pagos (si no es top secret)!

Te entiendo, aunque lo de Macri sea cierto.

La verdad es que estoy podrido de los argentinos impulsores de las "profesias autocumplidas".
No se si realmente el "bicing" o "velib" en bs as funcione, pero es el concepto de base que se manifiesta en expresiones como la de este post lo que me incordia.
A saber: "los argentinos somos tan únicos, que lo que funciona en varias sociedades parecidas a las nuestras, en argentina es imposible que funcione".
O ahora me van a decir que somos muuuuyyyyy diferentes a los españoles, franceses, etc. ¿No era que somos sus descendientes...? O estamos hablando de costumbres de sociedades tan similares a nosotros como las irquies, indues o hasta chinas...!!! (cua)

Entonces, resulta que en otras sociedades es posible que se den cambios culturales (a pesar que en España y Francia también se siguen estrolando en las rutas y calles, mal y cotidianamente), pero como somos TAN UNICOS, acá no puede darse esos cambios.

Obviamente, si todos apuestan a esa "sentencia", seguro que va a pasar. Y así, cualquiera se transforma en profeta de algo que ayuda a que se cumpla.
Fabregat, en esto... vete a cagar.

José, habiendo terminado de cagar, te cuento: no es una profecía autocumplida, es una objetiva observación de la realidad. Los porteños no sabemos cuidar un puto teléfono público, ni hablar de un sistema de bicicletas como éste. Yo no "apuesto" a ninguna sentencia, tengo una visión bastante clara de la realidad diaria de Buenos Aires, ciudad en la que viví mis 40 años y en la que he visto fracasar infinidad de proyectos que debían involucrar la buena conducta ciudadana. Ojalá no fuéramos tan "únicos"...

Y sí, el viaje es una de esas cosas que se recuerdan por siempre. Por ahora no puedo decir nada más, no porque sea taaan importante sino porque estoy escrbiendo...

"Profecías autocumplidas"...
No es que todos apuesten por esa "sentencia" e inmediatamente se cumpla. Calculo que la intención de Fabregat (perdón Eduardo por interpretarte) era ser irónico sobre algo que por lo general suele pasar en nuestro país. Para que las cosas no pasen, deberíamos no hacerlas.
Supongo que hay demasiados casos de que no nos adaptamos a este tipo de cambios. No dudo, como decís, que nosotros tb podemos cambiar. De hecho, tengo fe (soy un optimista consuetudinario) que iremos para mejor (algún día) si nos ponemos media varta.
En Lomas de Zamora hay parquímetros. La mayoría que vi andan fenómeno. Pero a media cuadra de los parquímetros, no hay un teléfono público entero...
Supongo que viene por ahí la irónica desazón de Fabregat.
Era eso nomás, algo para aportar.

Ah...Edu...acá tenés papel...

Eduardo:
gracias por publicar mi critica y espero que entiendas que no era nada personal el invitarte a que tomaras una sobredosis de "Activia"...

Volviendo al punto, comparto la experiencia de transitar las calles de Bs As, pero precisamente, como ciclista esporádico e integrante del equipo que lo impulsó, me fastidia que los argumentos de críticas se centren en "sensaciones" previas, ergo en "prejuicios", y no en cuestiones de factibilidad y/o sustentabilidad.
Saludos y deseos de disfrute del paseo.

Una de las mejores demostraciones de que los franceses y los argentinos estamos bastante alejados es que a ellos parece caerle como el ojete que su presidente ande con modelos, que su vida privada sea mas famosa que sus actividades públicas o que putee. Y acá, eso, a todos le cae genial. Tal es así que se votó a Mendez 3 veces!

José, todo bien, no lo tomé con mala onda. Ojalá, ojalá un sistema como esta pueda implementarse en Aires Dudosos. La verdad es que sería genial... pero no puedo dejar de sentirme escéptico.

Herbie, efectivamente parece que la luna de miel se terminó. No la de Sarko con Carla, sino la de Sarko con los mismos que lo votaron el año pasado: todo el mundo predice un desastre para sus candidatos en las municipales que se vienen en París.

Hablando de kgar y ciudadania y no de profesías que se autocumplen los invito a que visiten algún baño público en Buenos Aires, ésto ya existen no son una utopía....

Los únicos baños públicos en los cuales es posible kgar (con perdón de la honestidad) son los de Burguer King o Mc Donalds....

Laburé muchísimo tiempo en la calle y si estaba en algún apuro eran los únicos lugares decentes para hacerlo.

Por lo menos asi lo veo yo!!!!

Hace mucho que no paso por algún baño público de Buenos Aires, pero es posible que ahora sean maravillosos....uds. dirán...

Saludos.

E.G.

lamentablemente creo que mr Fabregat esta en lo cierto: cualquier actividad que implique respeto al projimo y con la comunidad tiene grandes chances de fracasar en nuestra ciudad de la furia (no quiero hablar globalmente de 'Argentina' porque seria maleducado para con mis compatriotas de las demas provincias)

Coincido con EF.
Te doy un ejemplo medio bobo.
En mi pequeño barrio de una ciudad tipo del interior formaron una especie de grupo de serenos que hacen las veces de seguridad...
Y pusieron una garita para que el sereno o guardia se proteja en el invierno del frio y etcs...
Tiene vidrios antibala y esta blindada...en 2 semanas le volaron los vidrios blindados a piedrazos...lo mismo habian hecho con el unico telefono publico que habia en todo el barrio...

Esta en nuestra naturaleza...somos una sociedad joven inconsciente de si misma, somos nenes picarones que rompemos cosas y nos cagamos entre nosotros... ya vas a ver que vamos a cambiar...el argentino reacciona solo cuando toca fondo y no le falta mucho..

Jose: Lo primero que me llamó la atención de tu comentario es el concepto de "profecía autocumplida"... No estoy seguro que aplique aquí, porque el concepto se refiere a profecias individuales, y en este caso se trata de una profecía social...
Y cualquier suposición sobre el futuro que involucre conducta humana hecho en un medio público (como lo es este blog) entonces puede ser una "profecía autocumplida", lo que me parece que bastardea el concepto.
Ejemplo: "a algunos les causará risa este comentario mio" sería una profecía autocumplida.
Pero me encantó la idea subyacente de cuestionar el concepto "los XXX somos así, y no hay nada que hacerle"
Aclaro que no comparto el pesimismo fabregatiano respecto de "aires dudosos", pero veo dificil implementar el mecanismo de Velib en una ciudad con baja bancarización y alta pobreza.

Lo segundo que me llamó la atención, es que Fabregat mencionó a "los porteños" y vos hablaste de "los argentinos".

Debe haber varios que no coincidan conque sean lo mismo.

Chicanas aparte, me parece interesante protestar contra la "identidad porteña ventajera".

http://bicingbsas.blogspot.com/ Es el blog de Pablo Failde, Diputado de la Ciudad en impulsor de la Ley. Uno de los puntos centrales debería ser la cuestión de las bicisendas. Si no se las respetan y extienden no habrá proyecto que dure.
De cualquier manera los argentinos no somos ni mejores ni peores que en otros países. Recuerdo una vez que iba por la bicisenda en la pulcra ciudad de Cambridge U.K., donde la mitad de la ciudad anda en bici, y un flaco en su último modelo me llevó puesto.
Coincido en que nos faltan "un par" de décadas de civilización para que no rompamos todo a los dos días (eso es una realidad).

Esa idea es tan sensata como repartir navajas en el Borda.

Publicar un comentario

Responsable

  • Eduardo Fabregat
  • Buenos Aires, Argentina
Prontuario
Powered by Blogger
Creative Commons License
Este blog está bajo una licencia Creative Commons Argentina.