« Home | Polvorín en St. Germain » | "Hay lugar para toda clase de cine" » | La vida en bici » | Curiosidad oriental » | Valijas envueltas » | Audiobiografía III » | Goldfrapp melanco » | La máquina del tiempo II » | Medidas extremas » | Dos palabras » 

7.3.08 

Protestar

Días de protesta en París: protestaron los jubilados, haciendo colapsar la zona de la Asamblea Nacional -y me quedé esperando que apareciera Norma Plá, pero no hubo caso-, protestaron representantes de la cultura por los recortes que se vienen con Mauricio... digo, Nicolás Sarkozy, haciendo colapsar St. Germain Des Prés... y a las once y media de la noche del viernes, por Boulevard St. Germain, una escena que no llegué a registrar, pero me hubiera encantado: en protesta por algo que no pude preguntar porque iban demasiado rápido para seguirles el tren, no menos de doscientas cincuenta personas montadas en sus rollers pasaron a lo loco, seguidas por dos camionetas de Protección Civil, dos patrulleros y una buena fila de automovilistas que, a diferencia de lo habitual en Buenos Aires, hacían caso omiso de ese botoncito que activa algo llamado bocina. ¿Sistema de patín libre como la Velib? ¿Sendas exclusivas para patinadores? ¿Ciudadanos enfurecidos por un Impuesto al Roller de Mr. Sarkozy? La duda me quedará por siempre.

(update del 8 de marzo: parece que no era ninguna protesta. Todos los viernes por la noche, la comunidad roller de París se junta y sale a trajinar las calles. Incluso me comentaron que este viernes eran pocos. Debe ser que hace un frío de cagarse...)

Etiquetas:

Este comentario nada tiene que ver con el post.
Hace poco conocí este blog y me enganché con algunos textos. Pero debo decirte que tengo un problema en la visión, soy daltónico, y cuando recién intenté leer este post, perecí en el intento ante tanto cambio de color tipográfico. Algunas palabras me parecen estar vibrando en la pantalla. Algo así me ocurrió con otros textos anteriores.
Nada más. No es, obviamente, una crítica. De hecho, me parece interesante el recurso que usaste para laburar elementos paratextuales. La web nos impone el desafío de buscar nuevas herramientas e ideas para presentar textos y amenizar la lectura. Tema jodido.
Pero bueno, tal vez sirva de algo mencionar esto.
Hace unas semanas fui a un cajero automático de un banco que no frecuento. Empiezo la operación hasta que la pantallita me indica: "Presione el botón verde para continuar". Miré el teclado y... fuck, no podía distinguir cuál era el botón verde de mierda. Cancelé y entré al banco. Después de hablar con un par de personas y de ver que no entendían mi inusual reclamo ("quiero dejar constancia de que el cajero no puede ser usado por personas que padecemos daltonismo"), pero reclamo legítimo al fin, me retiré. Sin un peso. Nada raro.
Saludos,

Martín

Martín:
Existen varios navegadores que tienen entre sus opciones desactivar los estilos visuales de las páginas o modificarlos para obtener un sitio con alto contraste u otros modos que pueden ser útiles.
Te puedo mencionar Opera (que por defecto incluye varios de estos modos), Firefox (que también incluye algunas de estas visualizaciones, aunque siempre se puede agregar algún plugin al mismo) y seguramente para Internet Explorer exista alguna opción.
Mil disculpas Eduardo por el off topic.

Saludos, Tomás.

Es genial lo que me comentás, Tomás, muchísimas gracias. Me pondré a investigar. Adhiero mis disculpas a Eduardo. Saludos,

Martín

Todo bien, Martín. Incluso el tema de la imposibilidad de retirar dinero para un daltónico es hasta tema periodístico, mirá.
Tomás, no hace mucho otro lector me protestó porque yo usaba el amarillo y en su resumen RSS no se leía un carajo. Lo primero que pensé fue "y bueno, leelo en el blog", pero finalmente dejé de usarlo. Con lo que también aprendí algo nuevo.

Disculpen, no volví a entrar a estos comentarios.
Les cuento que estuve viendo algunas posibilidades de visualización en el Firefox y algo mejoró el tema de los colores en este blog. El problema es que me lo dificultó en otros... En fin, ya hallaré un término medio. Por lo pronto, opto por hacer un copy del texto y pegarlo en el TextEdit, como pa'leerlo en el clásico negro sobre blanco.
Respecto del daltonismo, sí, es un tema interesante para una nota. Más que el daltonismo, los problemas de los daltónicos para acceder a determinada información. Sumo otro ejemplo. Una vez al mes voy al banco Garca's a depositar una guita. Tienen en la sucursal unos mini cajeros para depósitos. Están provistos de una pequeñísima pantalla, muy inclinada, casi mirando al techo, para realizar las operaciones. El primer día pasé más de una hora explicándole a alguien del banco que yo, por mi daltonismo, no veía un cuerno de lo que la pantalla mostraba. Ahora tengo un lazarillo asignado que me ayuda. Así, cientos de anécdotas. La mejor es con colectivos e implica a mi abuelo materno, de quien heredé al daltonismo. Otro día la narro.
Saludos cromáticos,

Martín

Publicar un comentario

Responsable

  • Eduardo Fabregat
  • Buenos Aires, Argentina
Prontuario
Powered by Blogger
Creative Commons License
Este blog está bajo una licencia Creative Commons Argentina.