« Home | La semana de la violación de Charly » | Buitres » | Las deudas pendientes y las vereditas de Fitz Roy » | La importancia de reciclar » | El testigo » | Crustáceos en celo » | Calenturas » | El bien del país » | Plagio conceptual » | 31 años atrás » 

16.6.08 

Cambio de canal

En medio de tanto despelote, griterío y caceroleo, un poco de música: cuando ver la tele o pulsar la calle te pone en un estado de ánimo medio envenenado, hay que recurrir al antídoto contra todos los males de este mundo, Spinetta dixit. Y Luis Alberto Spinetta es una de las razones para ponerse contento, porque al fin Un mañana está a la vuelta de la esquina, y la foto en el sitio (modificado en estos días para esperar la salida del disco) está buenísima, Spinetta 100%, y ya sabemos que nos vamos a encontrar a un tipo honesto, dedicado a hacer sus canciones con una convicción, un nivel de ejecución y vuelo lírico que bien le vendrían a unos cuantos. Ya está bien de ese lugar común de "los últimos discos del Flaco son todos lo mismo y te dan ganas de irte a dormir". El Flaco nunca hace un disco berreta, nunca hace un disco que no sea ambicioso en el buen sentido: el Flaco es lo que se ve en la foto, él y su viola roja, veterano pero elegante, comprometido con eso que le calienta las entrañas desde que era un pendejo y que le sigue calentando, tanto como para aislarse de todo el pelotudeo externo -lo que nos incluye a nosotros, los periodistas- para poder concentrarse en eso, llevar la vida en eso. ¿Sale un disco de Spinetta? Pues a hacerle lugar en la discoteca: en esta época de formatos inasibles y soportes high tech, con algunos artistas sigo queriendo el disco en la mano, y sigo extrañando la sensación de abrir y contemplar un vinilo. Aun hoy, cada tanto saco Kamikaze del baúl para quemarme de vuelta los ojos con esa combinación de azul, rosa y violeta en la tapa y el naranja intenso del sobre interno. Ya no lo pongo, porque me temo que la bandeja que tengo puede llegar a hacerle una trapisonda a un vinilo transitado miles de veces y sin embargo impecable.

Y mientras espero el nuevo del Flaco:
  • Tenía razón Herbie con ese disquete de The Last Shadow Puppets, que junta al Arctic Monkeys Alex Turner y el Rascals Miles Kane para un viajecito bastante más psicodélico que lo conocido de ellos, más porro que speed, que me fue limando el marote en el trayecto Catedral - Congreso. Aunque en el rubro de músicas peligrosas, nada como Tremor, banda que te da con unos malambos electrónicos por la cabeza en Viajante: no te olvidás más.
  • Después de haber disfrutado mucho el clip de "Porks and beans" con las estrellas YouTube, me alegró comprobar que Weezer mantiene el músculo de siempre en Red Album... aunque uno de mis temas favoritos de la banda sigue siendo "El Scorcho", deformidad incluida en el oscurito Pinkerton que más de una vez me di el gusto de programar en Radiocaníbal y Pampa Salvaje.
  • La reedición de Frank, de Amy Winehouse, ahora con un segundo CD de rarezas, podrá ser una obvia manera de aprovechar la ola de Back to black, pero también la oportunidad de redescubrir que ya era grossa en 2004. El lunes apareció un cable contando que se desmayó en la puerta de su casa y por precaución la internaron: Amy, querida, por lo menos aguantá hasta un tercer disco. Porque si llegás a espichar, van a ser los muchachos del sello los que se aseguren de que haya un grandes éxitos y el disco y dvd en vivo. Y otra caja de rarezas. Y un EP con los demos guardados.
  • Y hablando de minas con alma, fue una sorpresa más que agradable Céu, disco debut de una brasilera que nada tiene que ver con el molde clásico con Maria Bethania, sino que tripea de lo lindo.
  • Quedan por chequear (entre otros) Seeing sounds de N.E.R.D., y Here we stand, a ver si The Fratellis puede ir más allá de esos chistes tan efectivos de Costello Music. Y ahora, con el permiso de los presentes, me marcho a escuchar Knowle West Boy, el nuevo de Tricky. Que, por lo que amenaza "Baligaga", el track de apertura, promete ser cosa seria.

Etiquetas:

Del disco de Puppets no sólo me gustó su música si no también los títulos de los temas. Saludos.

"...un tipo honesto, dedicado a hacer sus canciones con una convicción, un nivel de ejecución y vuelo lírico que bien le vendrían a unos cuantos." No puedo más que coincidir con vos Eduardo. En pocas palabras lo decís todo.
Excelente comentario general de Spinetta.
Saludos desde Córdoba.

Me siento muy identificada por el post!
Ansiosa también por la salida del disco del Flaco, que viene a subsanar ciertas preocupaciones actuales.
Nos afecta a todos la situación política reinante y es necesario a veces escaparnos por un rato de ello y para eso, qué mejor que la música, que la BUENA música.
Espero poder escuchar las otras recomendaciones que hacés. Confío en tu gusto! jeje

Salud!

Espero con ansias el nuevo album de Luisito.
Pero el site, con ese fondo negro y esas letras en blanco, bien podría decir "Artaud para millones..."
Pablo

Spinetta es un ancla para crisis de todo tipo. Yo también recurro a el cuando parece que algo se pierde irremediablemente. En medio de tanta "berretada" el Flaco me enseña siempre que se puede trepar a los techos, para esperar la aurora.
Saludos.

El de NERD está muy bien!

Publicar un comentario

Responsable

  • Eduardo Fabregat
  • Buenos Aires, Argentina
Prontuario
Powered by Blogger
Creative Commons License
Este blog está bajo una licencia Creative Commons Argentina.