« Home | Final » | Costos » | El campo llega a la pantalla grande » | Buenos Aires, jueves al mediodía » | Cambio de canal » | La semana de la violación de Charly » | Buitres » | Las deudas pendientes y las vereditas de Fitz Roy » | La importancia de reciclar » | El testigo » 

24.6.08 

Cuando House perdió un caso

(Publicado hoy en Página/12)

Nadie imaginaba semejante final. Es cierto, Dr. House nunca fue complaciente, y a veces Hugh Laurie lleva el cinismo de su personaje a niveles que dificultan la empatía. De hecho, la cuarta temporada de la serie que en Argentina emite Universal Channel los jueves a las 21 aflojó un poco el costado más pesado del jefe de Diagnóstico del hospital escuela Princeton-Plainsboro: esa adicción al Vicodin que en la tercera temporada lo llevó al borde de la cárcel, y que obligó a que la Dra. Cuddy cometiera perjurio para salvarlo. Pero “House’s head / Wilson’s heart”, el doblete de episodios que bajó el telón la semana pasada, fue un desafío hasta para el fan más acérrimo, que se quedó mirando los títulos con la inequívoca sensación de está todo mal, y empezando a contar los largos días que faltan para la quinta temporada.

Es que este final tuvo una carga mucho más pesada que el del año anterior, cuando de buenas a primeras House se quedó sin equipo, y así fue como arrancó la nueva temporada embarcado en una especie de reality para seleccionar los médicos que lo acompañarían. En un doble episodio que no ahorró alucinaciones y secuencias oníricas –como las escenas en el bar, con Fred Durst, cantante de Limp Bizkit, haciendo de ácido camarero–, el clima general se fue volviendo más y más oscuro. Con el correr de los minutos se fue reconstruyendo el hilo: el médico del bastón, ebrio en un boliche, llama al Dr. Wilson para que lo lleve a su casa, pero encuentra a Amber, su novia, que alguna vez formó parte de ese reality y a la que House bautizó “cutthroat bitch”. Esta se ofrece a recogerlo, termina tomando una copa con él y ambos suben a un ómnibus que, poco más allá, choca con un camión de basura y vuelca. Amber sufre un daño permanente en los riñones, y pronto va quedando claro que no saldrá con vida. A contramano de la infalibilidad que siempre parece tener House, esta vez el personaje llevó las de perder: disminuido por una fractura en el cráneo, ensayando métodos de alto riesgo para inducir las alucinaciones que le permitieran reconstruir el choque, el médico terminó el episodio saliendo de un coma bajo la mirada evidentemente acusatoria de Wilson, destrozado por la muerte de su novia.

En Estados Unidos, House MD viene creciendo a un ritmo sostenido: las últimas mediciones le dieron entre 18 y 19 millones de espectadores por episodio, todo un logro para un terreno con tanta competencia como el de la “serie médica”. El secreto está en la inspiración de su creador David Shore –que se propuso presentar a un Sherlock Holmes de la medicina– y sobre todo en Laurie, el actor inglés que encontró la máscara exacta, ácido e irónico pero con eventuales rasgos de humanidad, que nunca llegan a la sensiblería que a veces impregna a las ficciones en hospitales. House, Cameron, Chase, Foreman, Cuddy y Wilson, y en esta temporada Kutner, Taub y “Thirteen” le dieron forma a una serie de médicos que escapa al molde, que logró un matiz diferente en un tema tan trillado. Como es de rigor, Shore se limitó a confirmar que la quinta temporada comenzará el 2 de septiembre en Estados Unidos (aquí se espera para noviembre), y no suelta prenda sobre lo que sucederá: sólo dijo que “habrá más atención a los personajes que a las enfermedades”. Mientras tanto, Universal está repitiendo todas las temporadas, de lunes a viernes a las 20: excelente oportunidad para los que aún no están familiarizados con frases como “El paciente siempre miente” o “No es lupus”. Para los demás, una forma de resolver el síndrome de abstinencia.

Etiquetas: ,

Nunca es lupus.

Y pensar que la primera vez que vi Dr. House lo primero que se me vino a la mente fue: "Es el chorro de la película Los 101 Dalmatas!".
Increible que a alguien tan anónimo le pueda sentar tan bien un papel de repente... seguramente nunca se va a poder despegar de él..
El tipo éste se gana al público, aún siendo tan hijo de puta como suele ser a veces. Me encanta!

Eduardo, en la entrada anterior pregunte si era el cantante de Limp Bizkit el barman. Quiero creer que no lo borraste, no seria necesario.

Saben si Campanella vuelve a dirigir algun capitulo en la quinta temporada, si soy de esos cholulos que queire ver al menos un argentino en series estadounidenses, sobretodo House que creo que ya esta entre las mejores.

Para los que les interese seguirla desde el comienzo. Universal lo da de lunes a viernes a las 20 horas de Buenos Aires. Hoy martes 24 dio el piloto, y mañana arranca dando el primer capítulo emitido. Los jueves a las 21 horas además, da capítulos de la temporada recién terminada. De nada.
PS: decirle a un tipo que está rezando si "está hablando con su amigo imaginario" es demasiado. Pocas veces un protagonista fue tan, tan incorrecto: encima es drogadicto y brillante a la vez.

Lucifer, debe haber habido algún cuelgue de blogger, porque nunca vi tu pregunta.

Brenda: yo creo que Laurie va a poder hacer muchos roles diferentes. Pensemos que fue el chorro de 101 dálmatas, integrante de un dúo con Rowan "Mr. Bean" Atkinson... ¡y el impecable padre de familia de Stuart Little!

Aquí hay un par de Lauries poco vistos:

http://www.youtube.com/watch?v=IwbB6B0cQs4
http://www.youtube.com/watch?v=nLejEZ2KYs0&NR=1

Pude ver el episodio final de la cuarta temporada y , a continuación, el piloto.

¡Que contraste!!! Si veia primero el piloto ni me enganchaba con la serie. Es impresionante como creció

Muy buen artículo, Eduardo.
Mire, si yo fuera gerente de programación o el tipo que decide y me vienen con la idea de una nueva serie "médica" tardaría poco en rechazarla. Al igual que una serie con náufragos en una isla desierta (o no tanto)...Bah, sería un fracaso como gerente. Eso sí, me dejaría llevar por la agradable sorpresa e innovación de las ideas de Dexter o Prison Break...
Por suerte, lejos estoy de decidir en esos menesteres. Disfruto mucho de esas series (y de otras)
Saludos.

La serie Fry & Laurie también es imperdible.

http://en.wikipedia.org/wiki/Fry_and_laurie

Creo que en Tv Links (http://tv-links.cc/tv/index.html) hay algunos disponibles.

Saludos

Si, ademas actuo en papeles menores en peliculas como "Sensatez y Sentimientos", "Peter´s friends" (en estas dos hace de marido de la misma actriz, Imelda Staunton) y El hombre de la mascara de Hierro.

Despues en "Maybe Baby" hace basicamente de una especie de House mas alivianado (es una comedia sobre un escritor devenido en cineasta,que se la pasa todo el tiempo bebiendo whiskey y tocando el piano mientras su mujer trata de quedar embarazada).

y no lo vi en ninguna mas, es increible que encaje tan bien en su papel siendo practicamente medio ignoto (salvo x Stuart Little y alguna q otra cosa) pero es lo que suele ocurrir con la mayoria de actores ingleses no se si notaron eso, tienen una formación tan amplia que cualquier actorcito de teatro de Londres te puede hacer cualquier papel y deslumbrarte y mas aun si viene haciendo esos papeles durante años y años (caso Laurie).

Ernesto: totalmente! en el piloto es todo como más lento (incluyendo los zooms del interior del cuerpo del paciente), y la obligación de ir "explicando" la circunstancia de cada personaje lo vuelve medio pesadón. Es notable cómo fue construyendo todo un mundo, un ritmo y un lenguaje a medida que fue avanzando la serie.

Lo mismo pasó con Seinfeld: hasta finales de la segunda temporada no se entiende de qué la va la serie. Un poquito más, y ya era adictiva.

Si, estaba esperando terminar con House para leer esto. Anoche fue el doblete de los capitulos finales y me quedé muy triste, me pegó mal, hasta llegué a sospechar de las intenciones del bueno de Greg. Dijiste que vuelve en noviembre, pero en febrero ya podemos empezar a bajarla.
Saludos, Fabregat! Espero que ya estés curado! Sino, llamalo a House y que tire cualquier delirio hasta dar con el diagnostico.

Publicar un comentario

Responsable

  • Eduardo Fabregat
  • Buenos Aires, Argentina
Prontuario
Powered by Blogger
Creative Commons License
Este blog está bajo una licencia Creative Commons Argentina.