« Home | El DEA y el síndrome de abstinencia » | Loooooooove....! » | Abrazo con yapa » | La parabellum » | Diez velas para Amparo Sánchez » | La Fuerza desteñida » | Lectura recomendada » | Dos notitas » | El cinismo hecho escultura » | Why so serious? » 

27.8.08 

Diálogo en otro planeta

Ir al Faena es de por sí una experiencia rara: la sensación es que al cruzar el río uno no ingresó en el barrio más nuevo de la ciudad, sino en otro planeta. Y si además uno termina cruzando palabras con Laurie Anderson y Lou Reed ya no hay manera de sacarse esa sensación. Bueno, con Lou no hablé (cosa que sí hicieron Roque Casciero, Adriana Franco y Claudio Kleiman: llegué a escuchar que no, no va a traer el show de Berlín acá porque es muy complicado, y que no habrá disco nuevo por un rato porque recién está empezando a escribir), pero sí me acerqué a Laurie con el único objetivo de saludar y agradecerle la excelencia de The end of the moon. Dijo recordar aquella entrevista (aunque uno en esos casos nunca podrá comprobar si es así o si es pura cortesía), le señalé que su historia del perro en aquel espectáculo me había dejado pensando un buen rato, que solía pasarme con todos sus espectáculos, donde disfruto las canciones pero sobre todo me parten el marote las historias que narra. "Espero no defraudarlo mañana", dijo.

Qué me vas a defraudar, Laurie.

Etiquetas:

No me alcanzan las palabras para expresar cuanto te envidio.

Esta vuelta me voy a tener que quedar con las ganas de verla pero espero mañana (o pasado) tu crónica de lo que seguramente va a ser un chou de lpm.

saludo.

Que tal Eduardo?
Conoci hace relativamente poco a Laurie, por un tema de So de Peter Gabriel, y me voy a jugar y comprar un disco. Cuestion que solo vi dos, Big Science y Heartbreaker. No me da el presupuesto para dos y odio bajar musica en mp3 (suenan feo).
Un abrazo desde Bahia Blanca,
Alfonso

Si lo conseguís, te recomiendo fervientemente "Strange Angels".

Cuanto te Odio!!!!!!!!
Ja. Muero de envidia!!!!
Saludos

Supongo que con Reed te pasó que quedaste paralizado al verlo. Bah, eso me pasaría a mí, supongo. ¡Del miedo! Con verlo me alcanzaría, igual.

(Justo hoy escribí algo de él, qué lástima que no va a traer el show, aunque era de imaginarse...).

Qué odio!!!!
No solo te pavoneas de que Laurie se haya acordado de vos, sino nos desayunas que no, que Lou no trae Berlín...
Y encima llueve y hace frío!
Y si no moriste con las ginebras de los shows de los Redondos no te morís más...
Uf! esas noches en que romeo no ama a julieta...lou!
Sin saludos hoy!
Miriam

Está bueno eso de sentir estar en otro planeta. Me hubiera pasado lo mismo.
Como entrar a otra dimensión donde Nueva York y Buenos Aires limitan sólo con un canal de agua marrón en el medio.

qué bueno cruzar unas palabras con Laurie...
cómo te envidio, chabón!
El otroplanetismo se acentúa sólo por hablar con ella supongo, aunque si es adentro del Faena como q te cierra el concepto, no?

aguante Big Science,
Pablo

Che, al cabo no es para tanto: es una persona, no una semidiosa. De acuerdo, es una mina talentosísima que ha grabado discos fundamentales y hecho espectáculos sorprendentes, una figura pública, pero disfruté mucho más la entrevista de hace tres años (donde, sí, me deslumbré con su inteligencia y su calidez como persona) que cruzar unas palabras en plan casual.

Publicar un comentario

Responsable

  • Eduardo Fabregat
  • Buenos Aires, Argentina
Prontuario
Powered by Blogger
Creative Commons License
Este blog está bajo una licencia Creative Commons Argentina.