« Home | Abrazo con yapa » | La parabellum » | Diez velas para Amparo Sánchez » | La Fuerza desteñida » | Lectura recomendada » | Dos notitas » | El cinismo hecho escultura » | Why so serious? » | La duda » | La semana del dibujo animado » 

24.8.08 

Loooooooove....!



Como diría cualquier nota llena de lugares comunes sobre el tema, los Juegos Olímpicos de Beijing dejaron un montón de imágenes para el recuerdo. Pero a las 9.30 de la mañana (o algo así) estaba viendo la ceremonia de clausura, y el double decker se abrió como una flor, Leona Lewis salió canturreando angelicalmente... y de pronto de las entrañas apareció ese viejito de pelo blanco con la Les Paul colgada, cagándose de manera olímpica en todo el milenarismo, el folklore, el protocolo y los instrumentos típicos chinos con el inoxidable riff de "Whole lotta love". Y terminé a los saltos en la cama, queriendo juntar mango sobre mango -como comentamos después con Costanzo- para ir a Gran Bretaña 2012, las Olimpíadas del rock.

Etiquetas:

Desde acá parece David Carradine en Kill Bill. ¡Kwai Chang Page!

¿¿¿Y cómo se te ocurre decirle "viejito"???

Te juro que es el "viejito" más cariñoso de la historia.

Entre Las Leonas y Leona Lewis tengo para meses de terapia.

Yo te dije que Leona Lewis iba a llegar lejos: por lo pronto, ya llegó a China.

Y Leona Lewis lo cantó? Habrá gemido en la parte que le compete? La verdad es que no presté nada de atención a las olimpiadas... Saludos Eduardo!

Si la apertura del 2012 va por ese lado, por mi pueden obviar los extras, las telas gigantes, las escenografías multicolor, etc etc.

Armen un dreamteam rockero y den un concierto de 2 horas y a la mierda.

Saludos!

Publicar un comentario

Responsable

  • Eduardo Fabregat
  • Buenos Aires, Argentina
Prontuario
Powered by Blogger
Creative Commons License
Este blog está bajo una licencia Creative Commons Argentina.