« Home | Fábula del hombre y su piano » | Cómo atravesar el tiempo » | Fucking animals » | Ocho argumentos a favor de Kings of Leon » | Cheech & Chong & Vader » | Correr » | 0 - 3 » | Eeeeeerrrrppp! » | El bien siempre triunfa » | Ese señor » 

8.10.08 

Bolsa

Y entonces parece que se avecina un nuevo segmento apocalíptico de nuestro acostumbrado ciclo argentino de caos-momento tranca-exagerado optimismo consumista. Solo que el asunto se volvió global, podemos hasta sacar pecho y declamar que no solo exportamos soja sino también modelos de quilombo. Los yanquis andan haciendo las de Cavallo (momentito: ¿no viene choreando hace rato Cavallo con las clases magistrales o algo así en Estados Unidos?) y se les nota el cagazo a la distancia. Por acá... bueno, no hace tanto que compraba en el chino de Rosario y Centenera con patacones serie A: en esa época, los puntos ascendentes del riesgo país eran tan escandalosos y cotidianos como los porcentajes de caída de Bolsas de todos lados.

(el término "bolsa" siempre me recuerda dos cosas: una es el pobre Olmedo al pie del edificio con la bolsita rosa en la mano. La otra es una inolvidable trasnoche en la base Marambio de la Antártida Argentina, en la "habitación" de León Gieco, que hablaba por el celular de Francisco Cerdán con Charly García. Gieco le contó de la rara sensación de tocar en una base de milicos que conocían todas sus letras, de las curiosidades de la vida en ese pedazo de hielo, etcétera. Y García hizo una pausa y preguntó: che, y ahí... ¿quién tiene la bolsa?)

Todavía tengo por ahí algunos australes, y un peso argentino -si mal no recuerdo- celestito y con Bernardino Rivadavia como chico de tapa. Me gustaría haber conservado uno de esos billetes de Diez Millones de Pesos: surrealismo puro. Recuerdos de un país que viene hecho bolsa hace un buen rato. Terrícolas queridos, bienvenidos al club.

Etiquetas: ,

Que tentación, yo me voy al bolsón...

Y desde el norte pensaban que acá todo estalló en el 2001 porque eramos unos sudacas que no sabiamos administrarnos, pero no pudieron darse cuenta que lo que no funca es el modelo que ellos exprimieron hasta que ya no hubo mas jugo.
También jode bastante que los cráneos locales se rasgan las vestiduras con eso de que "paga al pueblo norteamericano" bue, el pueblo norteamericano es como la mujer del mafioso, que mientras entra guita no pregunta de donde viene. Ahora que se la banquen.

slds
A

Evidentemente, la bolsa la tenía Francisco Cerdán.

Que ellos pasen por una que nosotros pasamos muchas veces está bueno para saber que al fin y al cabo el capitalismo es igual en todas partes. Pero acá es peor: porque pasa mas seguido y porque la famosa transferencia de dinero ascendente que vive Estados Unidos desde sus clases bajas hacia las altas en esta parte del planeta, es casi política de Estado.
Para ellos, amigos, seguiremos siendo los sudacas que no saben hacer las cosas. Aunque Cristina vaya a cantarle la justa en la ONU.

"Cristina vaya a cantarle la justa en la ONU."
ja, me ahcen reir.
A nosotros nos paso por garcas, hablo obviamente de los politicos argentinos y a ellos les paso tambien por garcas pero además por creer que su juego en medio oriente lo podian dominar a base de super-presupuestos.
Igual ellos tienen la gran solucion, emiten mas dolares y listo. Nosotros seguimos contando las moneditas y puteando a los chorros que nos representan afuera como grandes expertos en economia y aca te cobran el cambio.

Efectivamente el Tegobi Fernández está cambiando la política sobre drogas: antes la yuta te llevaba por un pelpa o una tuca, ahora cagaste si te agarran con efedrina o una bolsa de monedas.

Publicar un comentario

Responsable

  • Eduardo Fabregat
  • Buenos Aires, Argentina
Prontuario
Powered by Blogger
Creative Commons License
Este blog está bajo una licencia Creative Commons Argentina.