« Home | Fucking animals » | Ocho argumentos a favor de Kings of Leon » | Cheech & Chong & Vader » | Correr » | 0 - 3 » | Eeeeeerrrrppp! » | El bien siempre triunfa » | Ese señor » | Llamen a Chapman » | Dura es la vida del político » 

7.10.08 

Cómo atravesar el tiempo

(Publicado hoy en Página/12, junto a la cobertura de Roque Casciero)

Este cronista lo señaló en ocasión del lanzamiento de La lengua popular: el más reciente disco del Salmón Abuelo Rodríguez debería considerarse como consagratorio, si no fuera porque hace rato que Andrés Calamaro está consagrado. El año pasado, su presentación en el mismo escenario había sido la confirmación de ese concepto, pero la multitudinaria misa del domingo consiguió elevar su propio listón. Andrés es hoy un artista en estado de gracia, seguro de sí, alejado de las tormentas internas que en el pasado reciente le dificultaban el camino al escenario e incluso al mismo acto de componer. Cuando un músico tiene plena conciencia de estar conectando con el nervio más sensible del público asoma lo mejor de sí. Y puede pasar dos horas surfeando sobre sus canciones, llevándose a miles y miles de personas, con la carne de gallina, a lo alto de esa ola.

No te preocupes, Paloma, se quiebra el cantante en el final, y todo tiene sabor a apoteosis, a genuino testimonio de la performance de un tipo al que ya no se le discute su ingreso al seleccionado de los grandes solistas argentinos. El pibe al que ninguneaban por considerarlo un simple soldadito de los Abuelos es hoy un compositor y performer sólido y entero, de cuya obra da para esperar mucho más. Así se lo entiende en los medios y así lo entiende la gente, que supo disfrutar la habitual fiesta Decadente e incluso el set de Estelares (¡al fin la formidable banda platense en un horario central!), pero que vivió todo ello como aperitivo, se apropió de la fecha 7 del festival para convertirla en una cita particular, una intensa comunión con el nombre que hizo reventar la taquilla. Esas casi 40 mil personas tuvieron su premio: con la pilcha de Dylan y la cara de Paul Stanley, Andrés Calamaro fue y vino entre su propio historial y el de Los Rodríguez, y ya casi no importa que el material de Nadie sale vivo de aquí siga ausente de la lista. Lo que hay es suficiente para atravesar el tiempo sin documentos.

Etiquetas: ,

Lo ví en su primer concierto "regreso", y luego hace poco en Rosario. Excelente como fué recuperando su manejo del escenario, y tiene un repertorio que puede hacer 2 recitales enteros sin repetir temas y sin defraudar.

Sí señor, AC le hace justicia a nuestro rock de acá.
Un egodeportista de sus propias canciones, un obrero del hit popular, un militante del siempre pa`lante.
Larga vida al salmonster y sus canciones identificatorias.

Hola Eduardo.
Nunca escribo, pero leo seguido el blog. Esperaba una referencia al recital del domingo.
Vengo siguiendo las presentaciones desde su "regreso" a los escenarios. Y me pasa que me cuesta tolerar el karaoke gigante de los recitales de Andres. Hago el esfuerzo para llegar a percibir la voz, a la banda, pero casi todo el show (digamoslo, en la linea de hits) es escuchar a la masa, lamentablemente. Antes cuando la musica no era tan portatil estoy seguro que la gente escuchaba y miraba mas lo que pasaba en el escenario.
Por suerte la gran mayoría no escuchó casi nada de EL SALMON (es impresionante la (in)diferencia), y seguro que algunos no pasaron de los radiales de HB. Eso significó poder apreciar (valió ella sola la entrada!) a CHICAS, fiel al disco, Jugar con Fuego, Los Drogados (!), y hasta Todavia una canción de amor!. Y ELVIS donde se luce la banda. La verdad, no se que mas podemos pedir (o si... que algún día haga la gira de presentación de EL SALMON x 5!!).
Un abrazo.

MMMMMmmmmMm
Me parece que Calamarito no esta bien.
Muy linda la remerita, muy lookeado a lo Lou Reed, but.... se le pinchan los temas cuando quieren rockear.

Suena a los rodriguez, pero sin la guitarra de Rot, lo cual deja casi todo por desear.

A mi no me gustó para nada el show. Fue como ir a ver a un artista de la Mega. No un caballero rockero y rocoso.

Saludos

Publicar un comentario

Responsable

  • Eduardo Fabregat
  • Buenos Aires, Argentina
Prontuario
Powered by Blogger
Creative Commons License
Este blog está bajo una licencia Creative Commons Argentina.