« Home | Cheech & Chong & Vader » | Correr » | 0 - 3 » | Eeeeeerrrrppp! » | El bien siempre triunfa » | Ese señor » | Llamen a Chapman » | Dura es la vida del político » | Imaginate camellos » | La resaca de Mercedes » 

2.10.08 

Ocho argumentos a favor de Kings of Leon

  • Sí, escuchás Youth and young manhood, Aha shake heartbreak, Because of the times y el flamante Only by the night y parecen hacer siempre el mismo disco. Pero ese mismo disco está bueno.
  • Les dicen "los Strokes del sur" (son de Nashville), pero mientras los neoyorquinos son planos, energía encantadora pero sin mayor matices, estos tienen un espesor interesante.
  • Tienen un clima aural encantador: suenan siempre como en una habitación grande, de techo alto, lo que da una suerte de cámara neblinosa ideal para esas canciones arrastradas.
  • El cantante Caleb Followill tiene ese tono medio plañidero, melancólico, que en otro te resultaría insoportable. Pero el tipo le pone onda.
  • El guitarrista, Matthew Followill, es un muy insprado disípulo de The Edge: triunfa allí donde Jon Buckland, el de Coldplay, queda como un pelotudo.
  • El baterista Nathan Followill va más allá del ritmo y base, toca más bien como instrumento solista, punteando y complementando melodías. Y usa mucho los platos: como bien dice mi amigo Ernesto Puesto, las frecuencias altas de los metales son un componente energético de la música. Con eso consiguen el curioso efecto de energía a baja velocidad.
  • Llevan en su ADN un interesante componente de Led Zeppelin, y sin embargo no suenan a copia.
  • Se hace evidente escuchando sus canciones: fuman porro.

Etiquetas:

me encantó la palabra plañidero en el post.

Todavía no compré el último, pero los 3 anteriores son discos muy buenos. Van de menor a mayor disco tras disco. Es muy cierto eso del espesor interesante. No les encuentro demasiado parecido con los strokes -sus discos me aburren-. Los Leons en cambio me dan ganas de darle más volumen.

Buena banda, y sus discos también.
No coincido con la comparación con los Strokes, que no me parecen planos, y, a diferencia de los Kings, intentaron modificar su música a través de sus discos (a su segundo disco lo hicieron pelota y a mi me gustó).
Buena observación sobre el ADN zeppeliniano; está, sin duda.

Te tiro el noveno: Johnny Greenwood es fan de Kings of Leon. Y si querés, tengo un décimo argumento algo caprichoso: a mi novio le gusta escucharlo mientras cocinamos! Ahí vi que salió otro disco, lo voy a buscar. Saludos!

Tremendo sonido retro...da vueltas en el reproductor mientras afuera las señoras ven mi transformación.
Eduardo, ¿podré ubicar a mi viejo amigo D'addario en algun mail, blog o web? Gracias, che.
Ariel

Publicar un comentario

Responsable

  • Eduardo Fabregat
  • Buenos Aires, Argentina
Prontuario
Powered by Blogger
Creative Commons License
Este blog está bajo una licencia Creative Commons Argentina.