« Home | Las caras pintadas y las operaciones de maquillaje... » | El hombre del preámbulo » | ¿Qué necesidad? » | Radiohead, Gieco y la maldición del SMS » | Un grupo a la luz de las canciones » | En el punto exacto de la madurez » | Todo en su lugar » | Radiohead, esa figurita que faltaba » | Policarbonato » | Reina en harapos » 

6.4.09 

Bola de ruido

Junto al amigo Lucas Ribaudo, nos pasamos el show de KISS esperando que en alguna de sus excursiones hasta la punta de la pasarela, al quedar frente a lo que salía del PA, Paul Stanley se diera cuenta, volviera al centro del escenario y dijera: "¡Despidan al sonidista, está sonando como el orto!". Pero no, no sucedió.

Etiquetas:

hmmm...se me hace que te comiste algún rebote en alguna platea lejana. En el campo se escuchó muy bien. Estuve un rato en la platea media y ahí no tanto, pero una bola de ruido no fue.

En la platea San Martín baja (cerca del escenario) se escuchaba como el culo, y en la recorrida que hice no mejoró demasiado. De todos modos, el argumento no me sirve: para apelar a un ejemplo cercano, Radiohead se escuchó bien de todos lados, y era un lugar abierto con cero acústica. Si te vendés como "the hottest band of the world" no podés ser "la banda más caliente del mundo... para los que están parados en línea recta con respecto al PA". He tenido largas conversaciones con Adrián Taverna sobre el tema del sonido en los estadios, y si te resignás a que escuche bien solo una porción del lugar (que fue lo que hizo el sonidista de KISS: se limitó a dar más voluemn sin modular nada) te estás mandando una cagada que atenta contra el espectáculo por el que la gente pagó una entrada. Que no sea mi caso no quita que piense en el tipo que está sentado en la fila de abajo, pagó una pequeña fortuna por esa platea (más cara que el césped, recordemos) y le llega esa bola a la que había que completar con la memoria auditiva de los temas. Por suerte los hacen idénticos a los originales.

Y por último... hay que decirlo, loco: el violero era horrible. Cierto, Ace no era una luminaria pero al menos era el comuñe original. Y el solo del tal Tommy fue una vergüenza.

El solo de Tommy no fue una vergüenza, fue tocado tal cual el original.
A mí me alcanzó y me sobró con la primera vez que vinieron pintados, espectacular tu crónica de las figuritas y los mitos.
Eduardo ¿Te diste cuenta que como no pusiste una foto de SNM en ese post, aunque hayas desarrollado la misma idea, no te entraron las viudas del quía?

Yo no fuí pero vivo en el barrio chino, cerca de river. A juzgar por lo que se escuchaba desde mi casa, parecía que el sonido estaba fuerte de mas (mi hijo de dos meses se despertaba, a pesar de estar como a quince cuadras) Y fuerte de mas implica que el oido comprime, y sonido comprimido siempre significa bola...
Tal vez "el Gallo" sea marcadamente mas joven que Fabregat, lo que justifique la diferencia de criterios ante el volumen excesivo. Digo, porque oidos mas jóvenes comprimen menos

Tiene razón Ned Hell. Tommy Thayer se limita a imitar a la perfección a Ace Frehley en sus épocas mas decadentes.
Creo que también le intentan inculcar eso a Eric Singer, pero por suerte el doble bombo y los fills imposibles le pueden mas y cada tanto se rebela.
Yo estaba en el campo y lo escuché bien, y musicalmente fue la mejor de las 3 veces que vi a KISS. Fundamentalmente por Singer y porque esta vez Stanley tenía la voz impecable.

Publicar un comentario

Responsable

  • Eduardo Fabregat
  • Buenos Aires, Argentina
Prontuario
Powered by Blogger
Creative Commons License
Este blog está bajo una licencia Creative Commons Argentina.