« Home | Hablando del videograph... » | El curioso arte del videograph » | Cuarteles de invierno » | Los miserables » | Escenas de la vida en Marte » | Panquequismo » | Riff Raff » | Volar en máquinas de coser » | Rock lobsters » | "Hoy corren buenos tiempos para el arte" » 

6.5.09 

El libro gordo del príncipe

(Publicado hoy en Página/12)

Es un ejercicio narcisista, un objeto de colección y un disco –con perdón del término– del carajo, todo junto y en un ladrillo de casi tres kilos. Y si el ladrillo se presenta en color púrpura ya no quedan dudas: a Prince siempre le gustaron los grandes gestos. En 2007, el moreno protagonizó una serie de 21 conciertos en el O2 Arena de Londres (allí donde Michael Jackson se prepara para reaparecer montado en un elefante), y a la hora de dejar testimonio no se conformó con el mero CD en vivo, sino que convocó a Randee St. Nicholas para realizar un ensayo fotográfico que abarcó los shows, el lujoso hotel The Rochester, las calles londinenses y las de Praga, donde Prince y su cohorte se pasearon a puro glamour. El resultado fue 21 Nights, el libraco que se acaba de distribuir en Argentina y que incluye el disco Indigo Nights. Y eso sin contar la caja de lujo, forrada en terciopelo, con una película y un iPod personalizado (¡a 1500 libras!). Un lanzamiento, sí, principesco.

El inquieto músico de Minneapolis, claro, ya está en otra cosa: en estos días está apareciendo una caja triple con el guitarrero LotusFlow3r, MPLSound (orientado al pop) y Elixer, este último de la cantante Bria Valente. Pero en 21 Nights, además de las fotografías, textos y poemas, uno de los mayores atractivos está precisamente en lo que suena: es sabido que, a la hora de llevar su música al acto en vivo, el grado de obsesión de Prince se traduce en bandas que suenan como una ajustadísima maquinaria. Y esta encarnación de la New Power Generation no es la excepción, sino una nueva demostración de la regla.

Greg Boyer, Lee Hogans y Mike Phillips en vientos; Morris Hayes y Renato Neto en teclas; Josh Dunham en bajo, CC Dunham en batería, las cantantes Marva King y Shelby J y las coristas y bailarinas Nandy y Maya McLean: con ese personal, Prince entrega en Indigo Nights una caliente performance que balancea bien títulos recientes como la apertura de “3121” y viejas perlas como “Girls and boys”, “Alphabet Street” y “Delirious”. Pero también le abre la puerta a la joven reina soul británica Beverley Knight, que brilla como la voz principal de “Rock steady”, y le saca chispas a la guitarra en una inesperada rendición instrumental de “Whola lotta love” (sí, la de Led Zeppelin) que demuestra otra vez que Prince puede moverse con comodidad en el género que pinte.

“Prince hace que quienes le rodean den el máximo de sí mismos, y dudo que él sea siquiera consciente de ello”, apunta St. Nicholas en el prólogo. Una banda demoledora que dispara generosas dosis de soul, blues, funk de alto voltaje, rock and roll nervioso y refinamiento pop, coronada por esa voz intacta: el formato de 21 Nights lo convierte en una elección de lujo, pero nadie podrá decir que el príncipe púrpura no hizo honor a esas palabras.

Etiquetas: , ,

Eduardo apelo a tu habitual gentileza para que evalúes el libro. Trabajo en una librería y con mis compañeros nos pareció bastante afano. Puede que nosotros nos perdamos unas cuantas cosas porque no somos seguidores de Prince. Pero nos pareció que los textos eran pocos, las fotos no eran nada del otro mundo y, en ese contexto, el precio de tres cigras parecía un robo.

Fijate que a la hora de escribir me concentré sobre todo en el disco. Creo que eso lo dice todo... es muy para fanáticos fetichistas, yo no garparía esa cifra.

Gracias por responder. En realidad me quedo con el de los diarios privados de Cobain. El precio es salado también pero con muchísimos chiches (la reproducción de una postal que le mandó a la madre cuando era chico) más un cd que probablemente copie. Su costo de $235 lo hace inalcanzable pero me parece bastante más ajustada la relación precio-objeto

Publicar un comentario

Responsable

  • Eduardo Fabregat
  • Buenos Aires, Argentina
Prontuario
Powered by Blogger
Creative Commons License
Este blog está bajo una licencia Creative Commons Argentina.