« Home | La aldea de los niños » | El juicio » | Dados cargados » | Un estribo » | Un monumento a la canción » | Una letra » | No va Sinatra » | La ola » | Mosquitos mutantes » | Inseguridad vial » 

2.6.09 

La realidad y la ficción

(Publicada hoy en Página/12)

El adicto a la información minuto a minuto lo advirtió de inmediato: en las primeras informaciones sobre el vuelo 447 de Air France abundan los puntos oscuros. Primero se habló de un rayo, aunque poco después los expertos en aeronáutica señalaron que “los aviones están preparados para resistirlo”. Las teorías, entonces, se ampliaron a un fallo estructural, una turbulencia excesiva, una bomba terrorista, algo tan inesperado como para impedir que los pilotos lanzaran un mayday. El adicto a las ficciones, el adicto a las teorías conspirativas, unió los puntos de manera inevitable. Y la imaginación se disparó, y se identificó con el Oceanic 815.

Ya se sabe que los fanáticos de Lost son legión: por eso no es de extrañar que en las conversaciones casuales de ayer, en el trabajo, en el medio de transporte, por teléfono, por SMS, en el hogar, la cuestión haya aparecido una y otra vez. En una macabra sintonía con la tragedia de Air France, el vuelo que llevaba a Jack, Kate, Sayid, Locke, Sawyer, Charlie, Hugo y demás también está rodeado de incógnitas, explicaciones a medias, misterios, rayos, turbulencias y pulsos magnéticos; en la tercera temporada, incluso, los habitantes de la isla perdida llegaron a enterarse de que para el resto del mundo su avión no había caído allí, sino en medio del océano. Es esa clase de alegorías que producen escalofríos, que ponen a la vida diaria en cámara lenta: como en el avión de Sydney imaginado por J. J. Abrams, los pasajeros de Air France provienen de lugares tan disímiles como Brasil, Francia, Alemania, Chile, España, Inglaterra, Marruecos y Argentina. Para disparar las seseras más febriles, el currículum de Pablo Dreyfus indica que es experto en tráfico de armas y narcotráfico. El horror de lo sucedido viene contaminado por la densa sensación de una realidad que parece imitar a la ficción: será por eso que en el día de ayer se hizo imposible despegar los ojos de las pantallas.

Etiquetas: ,

Y, sí... yo soy uno de esos que ayer mientras leía la noticia pensaba "si aparece el avión en el medio del oceano... ¿quién me niega que no lo plantó Charles Widmore ahí?
El Jack del vuelo de Air France se llamaría Joao?

Es estremecedor. Yo también me pregunté quién sería el Widmore en este asunto y me la pasé googleando acerca de accidentes aéreos. No tenía idea por ejemplo que en 1965 desapareció un avión argentino en Costa Rica.

Moooy Lost


pd. no tiene que ver con nada, pero mirá qué lindo canta la piba http://www.youtube.com/watch?v=BQiy0dAhcvs&feature=player_embedded

A mi no me gusta Lost. Pero siempre me atrajeron los fenómenos paranormales. Así que, en mi mente, el avión de Air France es otra víctima del triángulo de las Bermudas (que está a varios kilómetros de ahí pero NO IMPORTA).

Creo que la conexión con la serie fue medio inevitable, en particular porque al principio las noticias no hablaban de un accidente sino de un avión perdido (lost).

Por otra parte, la paranoia imperante (manijeada o no) llevó a suponer un atentado, incluso sin tener el menor indicio que permitiera conjeturarlo.

También fue curioso ver que no pocos experimentaron una suerte de decepción, cuando se supo que había sido "nada más que de un accidente común". Juro que escuché esta frase en un bar, y me llamó la atención notar que eran varios y en varios ámbitos diferentes los decepcionados: sin bombazo, sin tempestad, sin Mulder ni Scully... un accidente.

En este país, sin embargo, los "accidentes" (aéreos y de los otros) suelen no ser tales, como el despiste de Aeroparque (¿el Cromañón del aerotransporte argentino?), sino que son consecuencia directa de la desidia, codicia y corrupción (de una o combinadas) imperantes en la Argentina que supimos conseguir.

Hoy empeoró: ¡los restos que encontraron no son del avión! ¿Y entonces qué, se perdió otro avión además del de Air France?
PS: tremendo cómo viene Dr. House ¿no? Le tocó el peor paciente que podía tener, como dice el anuncio del canal...

Anoche no lo vi (pero quedó grabado, claro), estaba en pleno festejo del cumpleaños de mi hijo...

que barbaro esto!!

A partir de lo ocurrido no me dan ganas en el trayecto de mi vida de viajar en avion.
Espero que encuentren la caja negra asi aclaremos todas las dudas.

Saludos

Publicar un comentario

Responsable

  • Eduardo Fabregat
  • Buenos Aires, Argentina
Prontuario
Powered by Blogger
Creative Commons License
Este blog está bajo una licencia Creative Commons Argentina.