« Home | Maldito futuro » | Cinco letras y un funeral » | Moreno 970 » | Pregunta boba » | Pandemia » | 360 » | Un ¿chiste? » | GriPRO A » | Este lunes » | La fiambrería » 

16.7.09 

El león


Aún para un hincha de otro equipo (y en mi caso, de uno que suele gallinear en circunstancias como la de anoche), ¿cómo no sentir alegría y orgullo por lo de Estudiantes de La Plata en el Mineirao? Solo los hinchas de Gimnasia se resistirán a compartir este punto de vista, pero lo cierto es que el Pincha, que viene jugando la Copa allá lejos desde el repechaje (hace tanto, que el técnico era Astrada), que no tiene un plantel millonario o numeroso para alternar con el Clausura, se dio el lujo y el gusto de seguir adelante, limpiar del camino a uno de los mejores equipos de esta Copa (Nacional de Montevideo), empató jugando mal en su cancha, fue de punto a Belo Horizonte y allí, donde solo pudieron salir campeones Boca y Vélez (los dos, nada casualmente, con Bianchi), jugó mejor que los brasileños, se bancó que le hicieran un gol en el arranque del segundo tiempo -preludio de catástrofe para cualquier otro equipo-, fue al frente, lo empató, fue de nuevo al frente, lo dio vuelta y ni siquiera entonces se colgó del travesaño ni bartoleó la pelota.

Tiene toda la irracionalidad que suele teñir las cosas relacionadas con el fútbol y las rivalidades, pero la gloria del capitán Verón, el goleador Boselli, la Gata Fernández, Andújar y compañía tiene un plus especialmente disfrutable para cualquier tribunero de las pampas: pocas cosas tan lindas como un estadio repleto de brasileños en silencio.

Etiquetas:

Fue un verdadero triunfo de la voluntad.

Al final del partido, los platenses de Neuquén nos congregamos en el centro para festejar hasta quedar afónicos y compartir el virus A (H1N1), además de algún copetín.

Hoy, todos rotos: resacosos y engripados, pero felices.

Agregale a la bronca tripera la de más de un hincha de Racing de más de 50 años, que aprendió a odiar al Pincha en la Libertadores del '68.
Yo soy de Racing pero pendejo, y lo de ayer me pareció impresionante, ganaron la Copa con mucha autoridad y jugando con unos huevos enormes. La revancha de Verón concluirá con el Mundial del año que viene? Ojalá.

Y, mirá lo que tuvieron que hacer Sabella y la Gata para saber lo que es salir campeones de la Libertadores... De todos modos lo nuestro es rezar: a Aguilar todavía le quedan seis meses, y la horda de candidatos a la presidencia es una plaga zombie.
El papel de Astrada fue crucial: una de las claves del campeonato fue su renuncia.
Dio un poquito de cosa Niembro, que esperó a salir del armario hasta que Huracán perdió con Vélez y hasta anoche. Hace rato que es el Neustadt del fóbal.

"El papel de Astrada fue crucial: una de las claves del campeonato fue su renuncia."

Buenísimo.

Grande el Pincha. Lo que decís de los brasucas mudos es tal cual. Hay pocas cosas más gratificantes en el fobal.
Ahora pido dos cosas: entrar a la Copa Mundo (?), ganarla y que el 10 de la vuelta olímpica en andas.

En realidad pedí tres cosas... para pensarlo.

No sólo Boca y Velez. También Racing salió campeón de la Supercopa 1988, en el Mineirao. El técnico era el Coco Basile, y el gol lo hizo Omar Catalán.

Publicar un comentario

Responsable

  • Eduardo Fabregat
  • Buenos Aires, Argentina
Prontuario
Powered by Blogger
Creative Commons License
Este blog está bajo una licencia Creative Commons Argentina.