« Home | Qué noche, Martín » | Sordos » | Saga del hombre impermeable » | Volvió » | ¿The end? » | El trío que sabe boxear » | Cuestión de números » | Karma police » | El plástico también sabe latir » | Puro grupo » 

5.5.10 

La sombra de Imelda Marcos


(Publicada hoy en Página/12)

¿Un “ciclo de canciones” sobre Imelda Marcos, pseudo emperatriz de Filipinas entre 1965 y 1986? ¿Una suerte de musical austero para montar en discotecas? ¿Un paquete de canciones cantadas por un sindicato de gargantas privilegiadas, en cuyas letras van cayendo frases célebres de Imelda y su esposo, el no menos célebre Ferdinando Marcos? No extraña que detrás de semejante proyecto esté un amante del riesgo artístico como David Byrne. Pero hay aún otro detalle que agrega impacto: para la ocasión, el escocés unió esfuerzos con Norman Cook, más conocido como Fatboy Slim, astro de las pistas que completa Here Lies Love, el doble CD que acaba de aparecer en la Argentina. Un álbum que ciertamente se podría haber estrellado en el ridículo, y sin embargo funciona.

Para ello, a este disco hay que concederle algo de tiempo y atención. Como dice el guitarrista y cantante en el librillo, el proyecto nació a contramano de la tendencia global del single, eso que llama sin vueltas “la muerte del álbum”. Byrne arrancó interesándose en un reportaje de Ryszard Kapuscinski sobre los asistentes reales del emperador Haile Selassie, y terminó fascinado por la figura de Imelda, dueña de un poder absoluto en Filipinas y a la vez habitué de las discotecas neoyorquinas de los ’70 y ’80. “¿Qué es lo que mueve a una persona poderosa, qué la hace vibrar?”, se preguntó el músico. Su investigación, el intercambio con Fatboy Slim, le fue dando forma a una serie de canciones que abreva en aquellas músicas de los ’70 –sin llegar al revival disco, que hubiera sido insoportable– y en las que personajes como los Marcos y sobre todo Estrella Cumpas, amiga de la infancia de Imelda, luego caída en desgracia, van dando cuenta del ascenso y decadencia del matrimonio, tanto en su historia de amor como en el escenario político.

Para darles voz a los sentimientos de cada personaje (“No hay aquí canciones que hagan un relato, pero cada una se relaciona con la anterior y la siguiente”, dice DB), el dúo apeló a gente que sabe lo que hace, como Tori Amos (“You’ll Be Taken Care of”), una casi irreconocible Cyndi Lauper (“Eleven Days”, que refiere al tiempo que tardó Ferdinand en llevar a Miss Filipinas al altar), Florence Welch (“Here Lies Love”, la frase que Imelda pide que pongan en su lápida), Natalie Merchant (“Order 1081”, el inicio de la eternización de Marcos en el poder) y Kate Pierson (“The Whole Man”, sobre el brote místico-amoroso de Imelda), entre otras. El mismo Byrne asume la voz en el marchoso “American Troglodyte”, con la banda venezolana Los Amigos Invisibles, y en “Seven Years” (junto a Shara Worden, una oscura canción que habla del asesinato de Ninoy Aquino, principio del fin de la dictadura marquista). Y, claro, aporta su banda de apoyo habitual (Mauro Refosco, Paul Frazier y Graham Hawthorne), que se relaciona naturalmente con las programaciones y secuencias de Fatboy, su inconfundible marca rítmica.

Cuando Lauper y Amos cierran la faena con “Why Don’t You Love Me?” queda claro que la idea del musical de discoteca dedicado a Imelda & Estrella, tan delirante en apariencia, con más de una ficha para el fiasco, resulta otra apuesta coronada por el ex Talking Heads. Es lo que suele suceder con los que prefieren apostar a los bichos raros, y tienen con qué respaldarlo.

Etiquetas: ,

Me gustó, es un poco una extravaganza... pero a esas cosas nos tiene acostumbrados Byrne (y además le levantó un poco el Pinet a Fatboy Slim, que venía un poco de capa caída). Lo que me llama mucho la atención es que Iselda Marcos todavía vive, y creo que eso es lo más jugado del disco. Si bien no emite (demasiados) juicios sobre su figura, uno podría vaticinar quilombo al respecto, ¿no?

Publicar un comentario

Responsable

  • Eduardo Fabregat
  • Buenos Aires, Argentina
Prontuario
Powered by Blogger
Creative Commons License
Este blog está bajo una licencia Creative Commons Argentina.